'Korean Dreams': las fotografías 'robadas' en Corea del Norte por Nathalie Daoust

  • Esta nueva serie fotográfica de la artista canadiense puede verse en el Círculo de Bellas Artes de Madrid hasta finales de enero.
  • Daoust entró en el país asiático como turista y con un disparador automático oculto consiguió hacer fotografías de lugares y personas no permitidos por el régimen.
  • Las imágenes están oscurecidas a propósito para simbolizar la manipulación actual de la información en Corea. 
Fotografía de la serie 'Korean Dreams' de Nathalie Daoust que puede verse en el Círculo de Bellas Artes de Madrid.
Fotografía de la serie 'Korean Dreams' de Nathalie Daoust que puede verse en el Círculo de Bellas Artes de Madrid.
NATHALIE DAOUST

Desde que inició su andadura a finales de los años 90, dos son los temas claves que han movido la carrera fotográfica de Nathalie Daoust (Canadá, 1977): la sexualidad femenina y sus distintas manifestaciones –buscando siempre romper con los estereotipos de género- y la exploración de la fantasía, como esos deseos o impulsos que llevan a la gente a soñar para evadirse de la cruda realidad.

Su trabajo requiere de conocimientos artísticos y técnicos pero también de mucha capacidad para asumir y correr riesgos. Hace tres años, por ejemplo, se introducía en el reservadísimo mundo del sadomasoquismo en Japón para fotografiar de cerca de 40 trabajadoras de las salas temáticas del Alpha-In, uno de los salones más famosos de Tokio. Con anterioridad analizaba también los tabúes sobre la trata y el comercio sexual en los burdeles de Brasil.

Pero el más difícil todavía llegó con la serie que se presenta estos días en el Círculo de Bellas Artes de Madrid: Korean Dreams. Mientras Daoust trabajaba en un proyecto sobre mujeres norcoreanas que viven escondidas en China, decidió que su siguiente objetivo sería Corea del Norte. Tras meses de preparación, consiguió entrar en el país en calidad de turista escondiendo un cable disparador.

Aunque el país está sometido a una política muy restrictiva y solo se pueden tomar imágenes en lugares permitidos por el régimen, gracias a este cable la artista se saltó todas las normas arriesgándose, de paso, a fuertes represalias e incluso a su detención en caso de ser descubierta. No fue un obstáculo y volvió a casa con la cámara repleta de personas, lugares y momentos 'prohibidos'.

Posteriormente, la artista oscurece las fotografías en el laboratorio, de una forma deliberada y buscando el efecto de cámara oscura. Con esto quiere simbolizar la forma en la que se transfiere y se manipula la información en Corea del Norte. "Lo que me inspiró y me llevó a usar esta técnica fue que la 'verdad' en Corea de Norte es, en gran medida, ficción. Así que quería transmitir lo que realmente está pasando en un país que suprime la información y disfraza la realidad", dice la propia Daoust.

La exposición puede verse en la Sala Minerva del Círculo de Bellas Artes hasta el próximo 28 de enero.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento