Esta energía contribuye de forma determinante a mejorar la calidad del aire. El gas natural es el combustible convencional de menores emisiones de CO2 por unidad de energía útil obtenida, por lo que su uso contribuye a reducir el efecto invernadero y mejorar la calidad del aire que respiran los asturianos.

Asimismo, el convenio contempla un programa de Jornadas Técnicas y Seminarios orientados a la formación del colectivo de Administradores de Fincas asturiano en materia de energía y eficiencia energética.

Soluciones en materia de iluminación eficiente, optimización de equipos de climatización y precios ventajosos en contratación de suministros energéticos son, entre otras, las acciones contempladas en este acuerdo que incorpora, además, el programa Rehabilita & Confort, un servicio que facilita a las comunidades de propietarios la reforma integral de la envolvente de sus edificios con salas de calderas centralizadas.

Consulta aquí más noticias de Asturias.