Sudán es el mayor foco de interés del llamamiento de la ONU. Quiere 930 millones de dólares para actividades humanitarias en 2008 en el país, cuya región de Darfur sigue sufriendo violencia e insurrección.

La petición de fondos realizada por la ONU incluye el vecino de Sudán, Chad, así como Uganda, Zimbabue, La República Centroafricana y Costa de Marfil. La ONU y sus socios también solicitan fondos para la región de África Occidental.

Además de llamamiento humanitario de 3.800 millones de dólares, recopilado con 188 agencias humanitarias de todo el mundo, la ONU emite habitualmente peticiones urgentes para fondos de emergencia tras desastres naturales como terremotos e inundaciones.

En 2007, los países donantes comprometieron 3.300 millones de dólares para el fondo regular y urgente solicitado para las actividades humanitarias de la ONU, lo que supone alrededor del 66 por ciento de la cantidad pedida, frente al 63 por ciento en 2006 y el 55 por ciento en 2005.

Estados Unidos y Reino Unido estuvieron entre los mayores donantes de ayuda de emergencia en 2007, aunque Noruega, Suecia e Irlanda dieron más proporcionalmente por su PIB, dijo la ONU en un comunicado.