Ben Affleck, como Batman
Imagen del actor Ben Affleck caracterizado como Batman. DC

La batalla contra el alcohol es de por vida. Y el mejor ejemplo de ello es Ben Affleck, el actor de Batman que, según la revista People, tuvo que ingresar hace unos días en un centro de desintoxicación después de que en marzo confesara que acababa de terminar un tratamiento contra el alcoholismo tras varios años de lucha.

"Volvió a pedir ayuda porque quiere estar sobrio",  aseguró una fuente a la revista. Junto a él, según el mismo medio, estuvieron su hermano, Casey Affleck, y su exmujer, la actriz Jennifer Garner. Desde esta última recaída, ha estado recibiendo tratamiento ambulatorio en Nueva York y ha contado con la ayuda de un entrenador de sobriedad que le ha acompañado durante sus viajes.

"Esta es una batalla de por vida, no una que se tome a la ligera", añade un amigo del intérprete. "Se concentra en su familia y mejora para que pueda continuar con lo que ama. Por el momento lo está haciendo genial. Parece más sincero consigo mismo".

Garner ha sido un apoyo fundamental para Affleck todo este tiempo a pesar del divorcio. "Para ella, es simple. Quiere que sus hijos tengan el mejor padre posible y quiere que se mantenga sano", explica la misma fuente.