Maltrato animal
Estado en el que la Policía encontró a una perra encerrada en una terraza. POLICÍA NACIONAL

Una mujer de 56 años ha sido detenida por agentes de la Policía Nacional en la localidad malagueña de Vélez-Málaga como presunta responsable de un delito de maltrato animal ya que tenía a su perra, una rottweiler, encerrada en la terraza, desnutrida y enferma.

La perra sufría lesiones de diferente tipo y pesaba solo 23 kilosFue un ciudadano el que alertó del abandono y grave estado de salud en que se hallaba el animal, que fue inmediatamente trasladado a una clínica veterinaria donde fue asistida. La perra se recupera poco a poco gracias a los cuidados de una protectora de Almuñécar (Granada) en la que se encuentra acogida a la espera de una familia que lo adopte.

La investigación policial se inició el pasado 8 de noviembre tras la llamada de un ciudadano a la Sala del 091 en la que alertaba de la situación de abandono y grave estado de salud -erosiones en la piel, problemas de visión y falta de tono muscular- en la que se encontraba un perro de raza rottweiler, al que su propietaria mantenía encerrado en una terraza desde años atrás.

Con el fin de comprobar la veracidad de la información, se desplazó al lugar una dotación policial. A su llegada encontró a una perrita dócil y cooperadora, de nombre Candela, en grave estado de desnutrición y con severos problemas de salud, teniendo muy marcadas las costillas y los huesos de las caderas, según ha informado la Policía Nacional en un comunicado.

El can, que deambulaba con dificultad, fue trasladado inmediatamente a una clínica veterinaria donde recibió el tratamiento adecuado. Según el informe veterinario, además de desnutrición -pesaba 23 kilos cuando su peso debería de ser alrededor de 42- y falta de cuidados profilácticos, padecía de 'leishmaniasis', una enfermedad que no detectada y tratada puede causar la muerte del perro.

Ahora se recupera en una protectora de AlmuñécarLa perrita, que presentaba un cuadro grave de enfermedad en la piel de origen alérgico por falta de tratamiento, había adoptado una conducta recurrente y neurótica de autolesión. Igualmente, sufría una enfermedad ocular bilateral de sencillo diagnóstico y tratamiento con una evolución que podría ocasionar ceguera.

Finalmente, con toda la información recopilada, los investigadores detuvieron a la mujer como presunta responsable de un delito de maltrato animal.

Los agentes rescataron a la perrita y la entregaron al cuidado de la Protectora Refugio Cantalobos en Almuñécar (Granada), lugar en el que se encuentra a la espera de una familia adoptiva. Esta investigación policial ha sido remitida al Juzgado de Instrucción número cuatro de Vélez-Málaga (Málaga).

Consulta aquí más noticias de Málaga.