Castillo Brihuega
Castillo Brihuega EUROPA PRESS/AYUNTAMIENTO

En esta rehabilitación se ha mejorado tanto el interior como el exterior de la zona alta, correspondiente al salón noble y la capilla de la Vera Cruz. Se ha asegurado la seguridad estructural de todo el edificio y se ha reparado la totalidad de las armaduras de madera, así como los alfarjes y forjados del mismo material. También se han tratado los yesos, morteros de trabadillo y morteros de cal y estucos, incluidos motivos decorativos y la cantería de la Vera Cruz.

Además se ha procedido a la recuperación del Salón Noble mediante la ejecución de una cubierta a dos aguas sobre los restos de los arcos transversales, que eran apreciables en el lienzo de la muralla. También se ha conseguido hacer visitable la cubierta de la Capilla Gótica del Castillo a través de una escalera y se ha cambiado el material de los arcos fajones a piedra, para usar materiales adaptados al entorno.

Asimismo, se han instalado paneles expositivos para la visita turística, incluyendo una mejora en la accesibilidad y los recorridos mediante una adecuada señalización y un programa museográfico, según ha informado el Consistorio en nota de prensa.

El castillo de la Peña Bermeja, de origen árabe, conserva casi íntegro su recinto amurallado y la referencia histórica más antigua que se tiene del recinto es del siglo XI, en tiempos del Rey Alfonso VI. Desde 1845 acoge el cementerio de la localidad, pero su uso fue principalmente residencial más que militar. El núcleo original del castillo es casi cuadrangular, adaptándose su contorno a la orografía de la peña donde se asienta directamente, sin ninguna cimentación.