Los vídeos que grabaron los cinco acusados de la supuesta violación grupal de los Sanfermines han sido exhibidos este martes en la séptima sesión de la vista oral del juicio por estos hechos, en la que además han estado declarando durante casi tres horas los dos policías forales que interpretaron las imágenes.

En un receso de la sesión, Carlos Bacaicoa, abogado de la joven denunciante, ha manifestado: "Solo puedo decir que los vídeos son repugnantes", ha manifestado el letrado en referencia a los 96 segundos de grabación, divididos en 7 partes.

Es la primera vez que se han mostrado los vídeos en la sala. La práctica de esta prueba ha sido más larga que el tiempo que se ha ido dedicando en las anteriores sesiones a otras pruebas y declaraciones de policías y testigos.

La sesión ha comenzado sobre las diez de la mañana y ha finalizado sobre la una, cuando se ha hecho un receso. Durante esas tres horas, además de la exhibición de los vídeos, han estado declarando los dos policías forales que realizaron un informe en el que interpretaban las imágenes.

Al termino de la sesión, Bacaicoa ha asegurado en declaraciones a los periodistas que del testimonio de los policías sobre este audio se concluye que "no hubo consentimiento por ningún sitio" por parte de la chica para mantener relaciones sexuales.

Y ha añadido que existe "una advertencia" de uno de los imputados a otro para evitar dejar evidencias, aunque según ha aclarado que "no dice la palabra marcas".

Por su parte, el abogado de tres de los procesados, Agustín Martínez Becerra, ha considerado que con los 96 segundos de grabación que hay "en forma alguna puede quedar acreditado lo que se pone de manifiesto por la parte contraria".

En modo alguna queda acreditado lo que pone de manifiesto la parte contrariaEn sesiones anteriores ya trascendió que en los audios se oía únicamente a los acusados, y que el tono era imperativo a través de frases cortas. A la víctima, como han confirmado los agentes, prácticamente no se le escucha en toda la grabación.

Además, según fuentes conocedoras de la investigación y del contenido de las imágenes, en los vídeos, siete fragmentos en total, se ve a cinco hombres acorralando a una joven en un círculo dentro del portal.

La chica está siempre de rodillas, jamás mantiene una postura erguida y nunca mira a los ojos de sus presuntos violadores. El habitáculo donde ocurre todo tiene unas dimensiones de de ocho metros cuadrados, en una parte del portal.

Consulta aquí más noticias de Navarra.