Las mujeres de las JNC retenidas en Cuba regresan a España

  • Acudieron a una marcha de familiares de presos políticos.
  • Las mujeres estaban retenidas en su hotel.
  • Pertenecen a las Juventudes de Convergencia.
Las representantes de las JNC muestran diferentes pancartas en Cuba (JNC)
Las representantes de las JNC muestran diferentes pancartas en Cuba (JNC)
JNC

El grupo de mujeres miembros del partido Convergencia Democrática de Catalunya (JNC), retenidas desde el domingo en dos hoteles de La Habana por las autoridades cubanas, recibieron este lunes sus documentos y regresarán previsiblemente este martes a España.

Patricia Camps, miembro del grupo, indicó a Efe que un funcionario de la oficina de Migraciones cubana les ha "entregado los billetes, los visados y los pasaportes" y tenían previsto salir de La Habana en dos vuelos rumbo a España a primera hora de este martes.

"Creo que ha habido una confusión porque nosotras, las catalanas, somos ocho", precisó Camps, después de que se manejara la cifra de diez mujeres en esa situación.

"Estamos muy tranquilas ahora mismo por el hecho de que estamos con los datos confirmados para irnos y muy agradecidas por las gestiones de la Embajada de España", agregó.

"Estamos aquí a título personal"

Camps indicó que "todas estamos aquí a título personal" y que "hemos estado todo el rato muy observadas, pero el trato de las autoridades cubanas ha sido muy correcto", durante el tiempo que han permanecido en los hoteles Ambos Mundos y Plaza de La Habana.

Las ocho mujeres, que forman parte de un grupo de 25 procedentes de Perú, Bosnia y Suecia, permanecían retenidas desde la noche del domingo a su regreso al hotel en el que estaban hospedadas, tras participar durante la mañana en un acto del movimiento Damas de Blanco, que agrupa a familiares de los 75 disidentes condenados en la primavera de 2003 a penas de hasta 28 años de cárcel.

La expulsión

La concejala del ayuntamiento de Barcelona Francina Vila explicó este lunes que las autoridades cubanas justificaron la expulsión en que su visado era de turismo y ocio, y por tanto, no las habilitaba a "ir a un acto religioso y a una marcha". "No teníamos el visado adecuado y habíamos vulnerado una norma cubana y que por lo tanto nos echarían", agregó.

Vila apuntó que los objetivos de la visita eran "apoyar a las Damas de Blanco por la situación de sus esposos, hijos y hermanos que están en prisión con una situación infame, algunos están enfermos y con peligro de muerte".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento