Una de cada cinco mujeres en España afirma haber experimentado abusos o acoso en las redes sociales al menos en una ocasión, incluso reciben amenazas de muerte o violación, según una encuesta de Amnistía Internacional (AI) que destaca el estrés y ansiedad que causan en las mujeres estas experiencias en Internet.

La encuesta, en la que han participado 4.000 mujeres de entre 18 y 55 años de ocho países —500 en cada uno— revela que casi la cuarta parte (el 23%) de las encuestadas en Dinamarca, España, Estados Unidos, Italia, Nueva Zelanda, Polonia, Reino Unido y Suecia sufrió abusos o acoso online al menos una vez.

Las cifras fluctúan entre el 16% en Italia, el 19% en España (aproximadamente, una de cada cinco) y el 33% en Estados Unidos, según el estudio, que alerta de que el 41% de las mujeres reconoció que en una ocasión al menos estas prácticas habían hecho que sintieran su integridad física amenazada.

En España se eleva hasta el 27% las mujeres que aseguran que los abusos incluían amenazas de agresión física o sexualLa encuesta pone de relieve que la mitad (49%) de las encuestadas en España que habían sufrido acoso en Internet dijo que era de naturaleza misógina o sexista, mientras que en el resto de países es algo menos de la mitad (46%).

En España se eleva hasta el 27% las mujeres que aseguran que los abusos incluían amenazas de agresión física o sexual, mientras que el 64% de las españolas manifestaron que incluían racismo, sexismo, homofobia o transfobia.

El 26% de las mujeres, la misma cifra en España, que experimentaron abusos apuntó que se divulgaron por las redes datos personales o que las identificaban, una práctica que se conoce como doxxing.

Subraya también la encuesta que el 59% manifestó que los abusos procedían de personas completamente desconocidas.

Alrededor de una cuarta parte de las mujeres temió por la seguridad de su familia, una cifra que asciende al 30% en el caso de las españolas.

Impacto psicológico

Amnistía Internacional hace hincapié en que el impacto psicológico del acoso en Internet puede ser devastador.

Así, el 61% de las mujeres, en el caso de España, el 52%, admitieron que como consecuencia de esas experiencias tenían la autoestima más baja o habían perdido confianza en sí mismas.

Estrés, ansiedad o ataques de pánico tras sufrir acoso "on line" lo experimentaron más de la mitad: el 55% (el 51% en España), mientras que problemas para dormir los padecieron el 55% en España y el 75% en Nueva Zelanda.

Asimismo, el 44% de las encuestadas españolas (el 56% en los otros países) apuntó que esos abusos les habían impedido concentrarse durante periodos largos.

La ONG también destaca que a raíz de estas experiencias el 76% de las mujeres modificaron su forma de usar las redes sociales.

En España, el 54% reconoció estos cambios, que incluían limitar los contenidos que publicaban en las plataformas: el 32% de las mujeres aseguró que había dejado de publicar su opinión sobre ciertos temas.