La carretera tiene una longitud de 6,1 kilómetros y el presupuesto final de obra ha sido de 285.859 euros, aunque el proyecto fue licitado por unos 450.000 euros.

En todo caso, esta carretera, tal y como ha informado la presidenta de la Diputación, "era una reivindicación muy demandada por los dos pueblos" y ha sido posible ejecutarla finalmente con un resultado "satisfactorio para los dos alcaldes", según han manifestado ellos mismos.

La obra ha consistido fundamentalmente en la limpieza y drenaje de las cunetas, se han rehecho algunos pasos de acceso a fincas y de han ampliado los arcenes.

TRATAMIENTO EN DOS CURVAS

Sin embargo, la actuación más destacada ha sido la ejecutada en dos curvas donde se han recrecido con un terraplén y con hormigón para dotarlas de más amplitud, además de dotar a una de ellas con bandas transversales de alerta para informar de su proximidad. Igualmente, y como es habitual, se ha renovado completamente la señalización horizontal y vertical de todo el tramo.

La presidenta de la Diputación, Mayte Martín Pozo, ha recordado la inversión que lleva realizada en la comarca de Villalpando y Campos la institución a lo largo del presente mandato y que se sitúa en torno a los 6 millones de euros.

Esta inversión de la carretera de Villalobos a Prado se suma, de este modo, a las realizadas en las vías provinciales de Arquillinos a Villarrín y

de Villarrín a Villafáfila que han supuesto una inversión conjunta entorno a los 1,8 millones de euros.

Asimismo, ha apuntado que la obra, incluida en la actual convocatoria de caminos rurales asfaltados, de Villafáfila a Villaveza del Agua, con un coste de licitación de 852.529 euros, se encuentra en replanteo y las obras de ejecución comenzarán en breve.

Consulta aquí más noticias de Zamora.