El presidente de los veterinarios españoles, Juan José Badiola, ha declarado que la plaga de topillos «se veía venir».

El experto, conocido por su gestión de las vacas locas, ha reconocido que echó en falta que no se hiciera algo más al principio, «cuando había indicios de que esto podría se un problema».

«Los políticos están muy ocupados con el día a día, pero hay gente que se dedica a pensar. En España hay expertos que saben y no siempre hace falta acudir a gente de fuera», ha criticado.

Por su parte, la Junta ha decidido promocionar su plan contra la plaga con un tríptico incluido en algunos periódicos impresos dirigido a los agricultores.