Amy Winehouse
La polémica cantante posa ante las cámaras. Rehab Video

La madre de la polémica cantante británica Amy Winehouse, la promesa del soul sorprendida esnifando cocaína en una concierto , ha ofrecido ayuda a su hija para solucionar sus problemas y la pide que vuelva a casa, en una carta abierta en la que también le pidió que se ponga en contacto con la familia.

"Queremos ayudarte, pero sabemos que, si tú no quieres que se te ayude y no vuelves a nosotros, todo lo que intentemos será en vano", afirma Janis Winehouse, de 52 años, en una misiva que publica el dominical News of the world.

La artista, de 24 años, obtuvo el pasado jueves seis candidaturas a los Premios Grammy -los galardones más prestigiosos del mundo de la música- por su segundo disco, 'Back to Black', que ha logrado ventas millonarias.

Alcohol y drogas

Pero más que por su gran talento, la cantante viene acaparando últimamente titulares de la prensa sensacionalista británica por sus supuestos problemas con el alcohol y las drogas y su turbulenta vida privada.

Lo único que quería era correr hacia esas fotos y arroparte en una manta"

"Nos horrorizó ver esta semana esas fotos tuyas (publicadas en la prensa) vagando por las heladas calles de Londres al amanecer en ropa interior. Lo único que quería era correr hacia esas fotos y arroparte en una manta grande y cálida", dice la afligida madre.

"La fama prematura -escribe la señora Winehouse- te ha abrumado, te está mareando y está sumiendo tu mente en la confusión. Por un momento, olvida que eres una superestrella. Eres joven y vulnerable, no más fuerte que ninguno de nosotros".

Palabras para Blake

La madre también tiene palabras para el marido de su hija, el no menos controvertido Blake Fielder-Civil, quien cumple prisión condicional acusado de agredir al dueño de un pub e intentar obstruir el curso de la justicia.

"Blake, tu esposo, puede no ser mi persona favorita. Tú lo sabes. Pero es tu elección y yo nunca diría nada sobre él que pudiera herirte", dice Janis Winehouse.

A finales del pasado mes, la cantante canceló todas sus actuaciones previstas para el resto del año: "No puedo -argumentó la vocalista- darlo todo en el escenario sin mi Blake".