Mortadelo y Filemón
Francisco Ibáñez, creador de 'Mortadelo y Filemón'. Marta Pérez / EFE

El historietista Francisco Ibáñez se ha abierto este miércoles a un futuro del cómic Mortadelo y Filemón con otros autores, aunque no ha tirado la toalla y, cuando se cumple el 60 aniversario de estos agentes secretos disparatados, ha confesado que sigue trabajando de forma incansable para llegar al 100 cumpleaños con "álbum cumbre" de su carrera.

Para festejar la fecha redonda, Ibáñez publica el álbum Mortadelo y Filemón. El 60 aniversario (B Cómic), y en él los protagonistas se proponen la misión de que los presidentes de los Estados Juntitos y Kolea D'Aliba firmen una declaración de paz.

En el primer lanzamiento del cómic tras la compra de Ediciones B por parte de Penguin Random House, sale a la luz este álbum de aventuras prologado por el cineasta Álex de la Iglesia, que considera a Ibáñez al hombre al que más ha admirado.

En una conversación con su editor durante 25 años, Manuel de Cos, ha manifestado la opción de que el cómic prosiga con otros autores, teniendo en cuenta que "en este país hay verdaderos artistas" que, incluso, podrían mejorar los dibujos a nivel técnico, pero que difícilmente podrían continuar con el guión.

Para Ibáñez (Barcelona, 1936), el guión y la historia son los rasgos más difíciles de llevar a cabo, y, como siempre, sigue dibujando y dando vueltas a la cabeza para encontrar a la "musa de la que todo el mundo habla", pero que él asegura no haber visto.

Tras salir a la luz el álbum especial del 60 aniversario, ya ha ultimado otros dos libros, que nutre de algunos aspectos de actualidad, pero sin hacer crítica social y política, solo con el objetivo de contextualizar a sus personajes.

Con achaques

Encantado con el cariño que recibe de sus fans, ha explicado que Mortadelo y Filemón viven ahora unos achaques físicos considerables de sordera y lumbago, muy parecidos a los que vive él mismo.

Según Ibáñez, el personaje hace el nombre y no al revés, y ha confesado que en épocas de dificultad para crear se hace una "autotransfusión de humor" con la lectura de ediciones antiguas.

Su misión, ha explicado, sigue siendo la de hacer reir y divertir a diversas generaciones de españoles, que a veces concurren en familia a pedirle una firma: "Me encanta, pero a veces cuando veo la cola me dan ganas de salir corriendo", ha bromeado.

Ha vuelto a defender a Rompetechos como su personaje de cómic preferido, y junto al editor ha anunciado el lanzamiento de una integral formada por diferentes volúmenes dedicados a este personaje y por orden cronológico.