Cada bocado se convertirá en una experiencia multisensorial
Cada bocado se convertirá en una experiencia multisensorial Diane Bondareff/ Invision for Royal Caribbean Cruises Ltd./AP Images

Si "Vacaciones en el mar" se rodase hoy seguramente nada tendría que ver con la serie original emitida a finales de los 70 y principios de los 80. Y es que el mundo de las vacaciones en crucero, al igual que el resto de la sociedad, está cambiando de la mano de las nuevas tecnologías.

Pedir bebidas a través del móvil y sin levantarse de la hamaca junto a la piscina o ver un cielo estrellado virtual en el techo de nuestro camarote son algunas de las cosas que ya son realidad, o lo serán en breve, en los barcos vacacionales.

Pero la tecnología no sólo está sirviendo para hacer a los cruceristas disfrutar más de sus vacaciones, sino también para que este tipo de turismo sea cada vez más respetuoso con el medio ambiente.

En relación con todo esto, Royal Caribbean, una de las empresas de referencia en este mundo, presentó recientemente en Nueva York su programa "Sea Beyond", el cual incluye todo un conjunto de novedades tecnológicas aplicadas a los cruceros. El objetivo: unas vacaciones sin frustraciones y con más tiempo para los buenos recuerdos.

El objetivo: unas vacaciones sin frustraciones y con más tiempo para los buenos recuerdos.

En este sentido, ya se encuentra en marcha en algunos de los barcos de la compañía y estará presente en dos años en el total de su flota actual de 48 buques una app que permite o permitirá pedir bebidas, reservar excursiones en tierra y cenas en los restaurantes del barco, abrir la puerta y controlar las luces y la temperatura del camarote, así como tener todo el viaje organizado a través de una agenda personal.

Todo a través del móvil o del resto de dispositivos tecnológicos del huésped. Como a través del móvil y demás dispositivos también se puede o podrá reservar plaza para las vacaciones de una manera fácil e interactiva, pudiendo vivir gracias a la realidad virtual algunas de las experiencias ofertadas.

Además, en vistas a acabar con el tiempo de espera en colas para subir al barco y facturar el equipaje, la tecnología de reconocimiento facial gracias a la foto proporcionada por el cliente previamente y el seguimiento del proceso de entrega de las maletas en el camarote a través de nuestro smartphone son las apuestas. Precisamente el camarote es otro de los ámbitos en los que está trabajando Royal Caribbean.

La posibilidad de experimentar con la realidad virtual a través de las ventanas, techo o suelo del mismo son algunas de líneas de trabajo. Poder elegir las vistas que queremos ya es un hecho.

También en los restaurantes de sus cruceros será una realidad en breve vivir experiencias multisensoriales con cada bocado que nos llevamos a la boca, así como disfrutar con de juegos de realidad aumentada. Uno de los cruceros de Royal Caribbean que ya tiene instalados grandes avances tecnológicos es el 'Harmony of the Seas'.

Mayor respeto por el medio ambiente

Pero uno de los campos que se van a ver más beneficiados por el avance tecnológico en el que trabaja Royal Caribbean es el medio ambiente.

Así, por ejemplo, el consumo de combustible en navegación se va a ver reducido gracias un sistema de aire-lubricación consistente en microscópicas burbujas que cubren el casco del barco y reducen la resistencia del agua mientras se navega.

Mientras, aunque todavía en una fase inicial, la compañía ya está probando energías alternativas en sus barcos. Con paneles solares ya instalados en alguno de ellos, el futuro mira hacia la tecnología “fuel cells”, la cual permite generar electricidad sin necesidad de quemar el combustible.

De las ventajas que sí pueden beneficiarse ya los turistas, así como el medio ambiente, es de los vehículos autónomos con emisiones 0 que se están utilizando ya en las terminales para transportarlos de un lugar a otro.

Facilidades para la tripulación y mayor seguridad

De todos modos, las mejoras tecnológicas en las que trabaja Royal Caribbean no sólo van a beneficiar a los huéspedes de los cruceros, sino también a su tripulación. La mayor información de la que dispondrán los trabajadores sobre sus clientes, les permitirá una mejor interacción con ellos.

Además, la compañía también tiene previsto facilitar más el contacto de los miembros de la tripulación con su casa.

Por otro lado, su flota será más inteligente y segura, permitiendo, por ejemplo, localizar a todos y cada uno de los huéspedes en cualquier momento. La tecnología de realidad aumentada será una herramienta fundamental en este terreno.