Jhardi en rueda de prensa
Jhardi en rueda de prensa EUROPA PRESS

El Ayuntamiento de Palma ha acordado una propuesta de adhesión al Código de Buen Gobierno de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) en el que se incluyen medidas para la mejora de la democracia participativa y que se aplica también a los funcionarios públicos.

Es uno de los acuerdos de la junta de gobierno municipal celebrada este miércoles, que ahora deberá aprobarse en la sesión plenaria de noviembre, según ha explicado en rueda de prensa la teniente de alcalde de Función Pública y Gobierno Interior, Aurora Jhardi.

Se trata, por tanto, de adaptar el Código Ético del Ayuntamiento, de data de 2013, al documento de la FEMP.

Jhardi ha destacado que este código es "más ambicioso" que el que está actualmente en vigor en el Consistorio palmesano, dado que, según ha dicho, afecta también al personal funcionario (principalmente a los cargos directivos) y marca unos estándares de conducta y compromisos éticos "más exigentes".

Con todo, la teniente de alcalde ha resaltado otro de las novedades que establece este Código que "insta a las administraciones locales a llevar a cabo políticas en materia de participación ciudadana, y que no sea algo puntual sino alto permanente".