Rescate en Libia
Operación de rescate en el Mediterráneo, a 13 millas al norte de Sabratha, Libia. GTRESONLINE

Inhumana. Esa es la palabra que ha utilizado la ONU para referirse a la estrategia de cooperación entre la Unión Europea y Libia a partir de la cual interceptan a los inmigrantes en el Mediterráneo y los trasladan, según el comunicado emitido, a las prisiones del país africano.

El Alto Comisionado para los Derechos Humanos explicó que "el sufrimiento de los migrantes detenidos en Libia es un ultraje a la conciencia de la humanidad".

Libia se ha convertido en un importante punto de paso para numerosos migrantes que tratan de alcanzar Europa a través del Mediterráneo, y varias han sido ya las voces que denuncian abusos, sobre todo en la parte final de dichas travesías.

"La comunidad internacional no puede seguir cerrando los ojos ante los horrores inimaginables sufridos por los migrantes en Libia y pretender que la situación solo puede solucionarse mejorando las condiciones de detención", explica el documento facilitado por Naciones Unidas.

La comunidad internacional no puede seguir cerrando los ojos ante los horrores

Las autoridades libias explican que a estas alturas del año hay unas 19.000 personas en los distintos centros del país, y a las denuncias de los abusos se une otra que se refiere al uso de "porras eléctricas" durante los traslados.

El Alto Comisionado acusa a la UE de exponer a los inmigrantes a torturas y maltratos, por no abordar una vía más lógica y civilizada en su traslado a tierra.