Al menos 15 reclusos han muerto en la cárcel de San Cristóbal (Venezuela) como consecuencia de una reyerta entre grupos para hacerse con el control del recinto penitenciario, indicó el ministro del Interior, Pedro Carreño.

El ministro señaló que las autoridades han restablecido el orden en la prisión y reveló que
uno de los muertos es un comandante paramilitar.

Carreño dijo que su ministerio emitirá un comunicado con detalles de lo ocurrido e insistió en que las muertes ocurrieron durante el enfrentamiento de los dos grupos, uno de ellos de paramilitares, que intentaban hacerse con control de la cárcel.

Carreño dijo también que hubo trece heridos y descartó que entre las víctimas haya familiares de presos que habían ido a visitarlos.