"Los contratos de concesión son muy estrictos y están sometidos a una vigilancia muy rigurosa por parte de la Administración", ha remarcado al respecto.

Gómez ha respondido a tres preguntas parlamentarias sobre la calidad de los alimentos en el hospital de Can Misses, formuladas por el PP, Podemos y Grupo Mixto.

"Nosotros hicimos una inspección y fue la propia administración la que detectó la situación en Can Misses. No fueron los pacientes, ni hubo ninguna denuncia", ha aclarado en su respuesta la consellera, quien ha asegurado que se han incrementado notablemente el número de inspecciones en los servicios sanitarios.

Con todo, la diputada del Grupo Mixto Xelo Huertas le ha recordado a la consellera que el Defensor del Paciente ha considerado que "no es suficiente una sanción, sino que se debería rescindir el contrato a la empresa que proporciona la comida en Can Misses".

Sobre este mismo asunto, sobre la consideración realizada por la responsable del Defensor del Paciente ha preguntado también el diputado de Podemos Aitor Morrás.

A ello, Gómez ha explicado que la presidenta del Defensor del Paciente, Carmen Flores, representa a una entidad "privada" no pública, al tiempo que ha insistido en que "si se detectan irregularidades es porque los sistemas de control funcionan".

Según ha indicado al consellera en "ninguna" de las inspecciones realizadas en Can Misses se han "detectado productos caducados", si bien, ha explicado que lo que "se ha detectado es que algunos productos "estaban congelados previamente".

Por último, Gómez ha reiterado que se están haciendo más inspecciones, si bien, ha remarcado que lo que preocupa a su departamento realmente es "la calidad del servicio".