Marc Pons y Joan Groizard en la reunión con el Ministerio sobre Es Murterar
Marc Pons y Joan Groizard en la reunión con el Ministerio sobre Es Murterar CAIB

En un comunicado, el GOB denuncia que la negativa al cierre es "un caso más de connivencia y complicidad del Estado con las grandes eléctricas", cuyas "presiones" han "pesado más que la responsabilidad sobre el medio ambiente".

La entidad considera que el Govern autonómico había tomado una decisión "valiente" para "tender a la producción cero de electricidad a partir de carbón" pero su compromiso "no ha sido suficiente".

"La decisión del cierre dependía del Gobierno Estatal y ayer dijeron que no estaban dispuestos a pesar de que hacía meses que había negociaciones entre el Govern autonómico y del Estado que parecía que iban por buen camino", ha lamentado el GOB.

El grupo ecologista ha mantenido que el 62,04 por ciento de las emisiones contaminantes en Baleares se deben a la generación eléctrica a partir de carbón de la central térmica del Murterar, citando datos del Observatorio de Sostenibilidad. Por ello, consideran su cierre "el paso más decisivo para la transición a un modelo energético más justo y sostenible".

Con todo, el GOB ha calificado como una "excusa" el motivo alegado por el Gobierno sobre la pérdida de puestos de trabajo ya que "se podrían reubicar el sector de las renovables, un sector emergente que genera puestos de trabajo estables y de calidad", ha argumentado la entidad.

Desde el GOB han avanzado que seguirán haciendo campaña por el cierre de esta central "porque el hecho de no hacerlo condena el futuro energético de Baleares y cualquier posibilidad de transición hacia un modelo energético más justo, sostenible y limpio".