El padre, de 52 años, apellidado Lu y residente de la ciudad de Nanjing, en la provincia costera de Jiangsu, mostró el lunes síntomas de haberse contagiado con la cepa H5N1, pero luego 'registró signos de mejoría', sostuvo Xinhua, tras citar a expertos en prevención de gripe aviaria que no identificó.

No hubo nada 'inusual' entre las personas que han tenido contacto cercano con Lu, indicó Xinhua, sin dar más detalles.

Este caso despierta dudas sobre la forma en que el hombre contrajo el virus.

Los seres humanos pueden contagiarse con la cepa H5N1 por el contacto directo con aves infectadas, pero los científicos han temido durante mucho tiempo que la enfermedad pueda mutar en una versión que se propague de persona a persona, con el riesgo de brotes más amplios o incluso una pandemia mundial.

El hijo de Lu murió el domingo de la misma enfermedad, lo que hace que sea especialmente importante determinar la forma en la que se produjeron estas dos infecciones.

Xinhua había dicho previamente que el joven de 24 años no había tenido contacto cercano con aves de corral muertas, y no se había tenido conocimiento de brotes de la enfermedad en la provincia de Jiangsu.

No se conoce si se ha confirmado el contacto con aves de corral infectadas en alguno de los dos casos.

La muerte del joven fue el primer caso en China desde junio y elevó a 17 el número de víctimas mortales de la gripe aviaria.

China, que tiene la población más grande de aves de corral y millones de ellas moviéndose con libertad en muchas casas, está en el epicentro de la lucha contra la gripe aviar.*.