Rebel Wilson
La actriz Rebel Wilson, en el escenario del Nokia Theatre, durante los MTV Movie Awards. GTRES

La popular actriz Rebel Wilson, conocida por su papel en las películas de Pitch Perfect (Dando la nota), se ha unido a los numerosos rostros de Hollywood que han denunciado casos de abuso sexual. La intérprete ha hecho pública su confesión  a través de su cuenta de Twitter.

"Cómo vosotros sabéis, soy una persona muy fuerte y segura, pero incluso yo tengo una historia que contar". Así comenzaba su relato en una serie de tuits con los que quiso compartir su historia.

"Una estrella de cine, en una posición de poder, me invitó a ir a una habitación con él y me pidió repetidamente que metiera mis dedos en su trasero", continuaba Wilson.

A pesar de que la actriz no reveló el nombre de aquel hombre, sí relató que la escena no tuvo lugar en la intimidad: "Todo mientras sus "amigos" trataban de grabar el incidente con sus iPhones y se reían".

Tras negarse, la joven salió de la habitación y llamó inmediatamente a su agente y a su abogado para preparar una denuncia contra el estudio para asegurarse de que si volvía a ocurrir algo similar, ella pudiera "abandonar el trabajo y no verse obligada a volver".

Lejos de recibir una disculpa, lo único que obtuvo Wilson por parte del representante del artista fue una petición para que "fuera buena" y "entendiera" la posición de su representado.

"Me negué. Toda esa situación era repugnante", explicó la actriz, quien, a su vez, aclaraba que esta misma historia se la había contado a cientos de personas "con detalles más gráficos" para "alertarlos contra ese individuo".

Con este relato, la protagonista de Cómo ser soltera confesaba haber sido sufrido acoso sexual. Aunque no sería la última vez que se enfrentaría a algo así.

"No todos son tan afortunados"

La segunda ocasión tuvo lugar en una habitación de hotel durante un encuentro con un director de cine. Allí, pese a que la propia intéreprete reconocía que "no hubo nada físico", sí contaba cómo pudo librarse de una situación comprometida como en la vez anterior.

"La mujer del hombre lo llamó y empezó a insultarlo por teléfono por haberse acostado con actrices". Afortunadamente, los grutos de su esposa llegaron a los oídos de Wilson y pudo huir de allí.

"Era tan ingenua que solo pensar que podía ocurrir algo más que una 'charla sobre trabajo' ni siquera pasó por mi mente", añadía.

Asimismo, concluía haciendo notar la "suerte" que había tenido al poder escapar de ambos incidentes y agradecía haber crecido "en un entorno feminista". "Pero soy consciente de que no todos son tan afortunados".

Por último, la actriz lamentaba las sucesivas denuncias por casos de acoso y abuso sexual en la industria del cine y la televisión, que calificaba de "terroríficos".