Sólo uno de cada cuatro alumnos inmigrantes que estudian en Valladolid lo hace en centros concertados. De los 3.606 que se matricularon el curso pasado en la provincia, 2.699 lo hicieron en centros de titularidad pública.

Así lo revelan los datos dados por la Consejería de Educación en una respuesta parlamentaria a la procurada del PSOE, Ana María Redondo, quien aseguró que «hay un desequilibrio» entre ambos centros que hay que disminuir. «Es difícil, pero debemos trabajar sobre ello», añadió.

Por otra parte, Redondo aclaró que, aunque los centros concertados cumplen la ratio obligatoria de inmigrantes, lo hacen con alumnos que tienen «menos problemas» de adaptación como los latinoamericanos, que ya conocen el idioma.

«Los búlgaros y rumanos, con más dificultades de adaptación están, en su mayoría, en los públicos», aseguró.

Esta diferencia se consigue gracias a los criterios de admisión que en los concertados se amplían a hechos como que los hermanos hayan estudiado en el colegio o que hayan asistido a la guardería privada que han montado algunos de ellos.

Otras necesidades

La diferencia en el número de alumnos que necesitan más atención que están en unos colegios u otros se ve también entre los de necesidades educativas especiales. De ellos, 779 estudian en los centros públicos y 370 en los privados de la provincia.

En referencia a los estudiantes de compensación se dividen en 1.260 y 743, respectivamente. Por último, 56 de los alumnos superdotados de la provincia están en los públicos y 31 en los privados, según las mismas fuentes.

66 millones de euros de inversión

La Junta invirtió durante el ejercicio de 2006 más de 66 millones de euros en los conciertos de todas las etapas educativas en la provincia.

Los centros públicos recibieron 6.526.743 euros para gastos de mantenimiento y 19.527.988 en inversiones. A ello habría que sumar otras partidas como los sueldos de los 1.775 profesores que trabajan en ellos.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE VALLADOLID .