Según informa el Consistorio en una nota de prensa, estas labores de limpieza son necesarias antes de acometer el mencionado proyecto con el que "se mejorará notablemente la calidad del agua y el ecosistema del estanque y, por tanto, el hábitat de los animales que viven en este espacio acuático".

Después de que el portavoz municipal de IU, Daniel González Rojas, haya hablado este domingo en un comunicado de "maltrato" entre los animales del estanque del Parque de Los Príncipes "a cuenta de las obras que en este espacio natural se vienen acometiendo en los últimos días para construir una nueva depuradora", desde el Ayuntamiento han respondido que "la limpieza del estanque no está relacionada con la construcción del colector de Los Remedios y, además, se ha garantizado el bienestar de los animales llevando a cabo la alimentación de los patos en la isleta del estanque, donde, además, se ha colocado una pequeña piscina".

Según agregan desde el Ayuntamiento, el problema actual del estanque procede de la proliferación de algas en el mismo y la propia actividad biológica de los microorganismos del agua.

Se trata de agua que "procede de pozo de riego, es decir, no tiene cloro y esto facilita la actividad de los microorganismos". La técnica de naturalización trata de generar sistemas naturales para problemas medioambientales, "propiciando la interacción de microorganismos y de procesos físicos y químicos propios de un ecosistema natural sin apenas utilización de maquinarias o de elementos artificiales", según sostiene el Ayuntamiento.

Desde el Consistorio detallan que el proyecto previsto propone la colocación de una escollera de piedra caliza para recrear el hábitat de especies vegetales y animales. Posteriormente, en una segunda fase, se optaría por colocar en la escollera plantas productoras de oxígeno a modo de vegetación de ribera y con la posibilidad de colocar también plantas flotantes y plantas de suelo.

La capacidad actual del estanque es de casi 4.500 metros cúbicos de agua, con una superficie de casi 3.700 metros cuadrados. Su altura es de 1,5 metros. Con el nuevo sistema se pretende "reducir las necesidades de mantenimiento y el hecho de tener que vaciar periódicamente el estanque y llenarlo de nuevo, así como dotar de mayor calidad al agua y evitar los problemas actuales".

Esta técnica de la naturalización es "experimental y, en función de su resultado, podría extenderse a otros lagos o estanques de parques de la ciudad", concluyen desde el Ayuntamiento.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.