Los fondos del centro ascienden a más de 1.200 piezas adquiridas o donadas por coleccionistas, particulares e instituciones desde 1995, en el marco de un proyecto abierto con la mirada puesta a la evolución del arte contemporáneo gallego.

Con el título 'Modelo x armar. Arte en Galicia na Colección do CGAC', parafraseando a la novela de Julio Cortázar '62/Modelo para armar', el comisario y director del centro, Santiago Olmo, propone una revisión experimental de los fondos propios del museo en el que se contraponen diversas obras de autores gallegos "en diálogo" con otras del contexto internacional de cada época.

Esta interacción entre piezas busca situar al visitante en un contraste de técnicas, metodologías y conceptos artísticos, incluso dentro de la trayectoria de un mismo autor a través de los años, utilizando los distintos espacios del museo para contraponer unas con otras.

En una primera sala, se plasman las obras correspondientes a los años 50 y 60, entre ellas algunas de las primeras piezas adquiridas por el CGAC en el periodo 95-97, con autores como Caruncho, Tino Grandío o José María de Labra, plasmando el interés de la época por construir una abstracción.

La parte central de la muestra, la "más problemática desde el punto de vista interpretativo", plantea una "colisión" producida en el periodo de los 70 y los 80 entre el paso de un parte normativo y geométrico hacia al figuración y el gesto.

Un periodo, ha destacado Olmo, en el que destacan los años del movimiento gallego 'Atlántica', surgido a principios de la década de los ochenta con vocación de crear un arte internacional, predominantemente masculino, pero en el que se han dado excepciones como la artista Menchu Lamas.

El comisario de la muestra ha ejemplificado esta contraposición en el caso de Manuel Facal, con una serie de piezas donde predomina la geométrica frente al collage 'Espantallo', con técnicas, materiales y conceptos más propios de los 80.

Frente a esta representación, se han introducido una serie de retratos de Thomas Ruff, evocando un momento de introducción de la fotografía en el medio artístico, junto a obras como 'Semiotics of the Kitchen', de Martha Rosler, una pieza irónica y fundamental del movimiento feminista en 1975.

Finalmente, la tercera sala arranca con la década de los 90 y se extiende hasta la actualidad, un momento en el que el arte gallega adquiere una importante "internacionalización" y "visibilidad" exterior, con hitos como la creación de la Facultade de Belas Artes de Pontevedra, la apertura del propio CGAC (organizando diversos talleres con proyectos internacionales) y una "constelación" de mujeres artistas que destacan en un periodo de diversidad, apertura y eclecticismo.

Estos espacios, ha detallado Olmo, se complementan con el aprovechamiento de otras zonas del museo, como el hall y la entrada, que acogen determinadas obras de corte "espectacular" por sus dimensiones de autores como Francisco Leiro o Antón Lamazares.

REVISIÓN

La exposición está vinculada, además, con la organización del seminario 'Novas Narrativas' en colaboración con la USC, que se celebrará entre el 24 y el 25 de noviembre, y en el que abordará una reflexión sobre las metodologías y argumentos de la historia del arte contemporáneo.

La inauguración de muestra será este mismo jueves, precedida a las 19.30 horas de la presentación del proyecto de catalogación de la colección del CGAC a cargo de Pedro Llano Neira, Ánxela Caramés y Santiago Olmo.

Durante la presentación del proyecto, el secretario xeral de Cultura, Anxo Lorenzo, ha valorado que el centro cierra el año "con muchísima actividad", incidiendo en esta "relectura de la colección" que aumenta "año tras año" completando piezas de autores consagrados con otras de la historia más reciente.

Sobre la muestra en sí, ha valorado el diálogo que plantea con otros artistas del panorama internacional e incluyendo piezas que se "muestran por primera vez" revisando "ese fondo de armario" y mostrando la "profundidad" de la colección con la que cuenta el CGAC.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.