El suceso se produjo este martes a las 17.40 horas, cuando los agentes vieron que el conductor, a la vez que utilizaba equipos o aparatos de telefonía, no respetó un semáforo en rojo. Tras requerirle para corregir las infracciones y se le solicitó la autorización administrativa que le habilitase para conducir, que no pudo mostrar.

Al realizar las comprobaciones oportunas se puso de manifiesto que consta sobre él un expediente firme de pérdida de vigencia del permiso de conducir, por lo que fue puesto a disposición judicial por un presunto delito contra la seguridad del tráfico.

Consulta aquí más noticias de Ávila.