Puigdemont asegura estar "preparado" para la extradición

  • El expresident catalán ha concedido una entrevista a Catalunya Radio.
  • "Que nadie tenga ninguna duda: todo esto acabará en los tribunales internacionales porque tenemos todo el derecho de ir e iremos", afirma.
  • Todo sobre el desafío independentista de Cataluña.
El presidente cesado de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, en Girona el pasado sábado.
El presidente cesado de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, en Girona el pasado sábado.
Marta Pérez / EFE
El expresident catalán Carles Puigdemont ha asegurado estar "preparado" para ser extraditado a España por la justicia belga y afirma ser consciente de que puede "acabar en prisiones españolas".

El expresident catalán Carles Puigdemont ha asegurado estar "preparado" para ser extraditado a España por la justicia belga y afirma ser consciente de que puede "acabar en prisiones españolas".

En una entrevista concedida a Catalunya Radio desde Bélgica, Puigdemont ha indicado que los exmiembros del Govern que se encuentran en ese país "en ningún momento hemos eludido ninguna responsabilidad" y ha resaltado que se presentaron "voluntariamente ante la justicia belga" tras la euroorden.

Según Puigdemont, su exilio en Bélgica responde a una estrategia de "internacionalizar al máximo lo que esta pasando" en Cataluña, de una causa que a su juicio es "de derechos humanos y de democracia" y que "abre unos focos que ayudan a los compañeros encarcelados en España".

"Se trata de poder administrar de la mejor manera posible la defensa de nuestros derechos, no de los individuales, sino del Govern de Cataluña", ha considerado Puigdemont, que entiende que "si disponemos de unos días o unas semanas para poder hacer lo que estamos haciendo, lo debemos de aprovechar".

Tribunales internacionales

Por otro lado, ha asegurado que la causa terminará ante instancias judiciales internacionales: "Que nadie tenga ninguna duda: todo esto acabará en los tribunales internacionales porque tenemos todo el derecho de ir e iremos".

"No será la primera vez que España pase vergüenza en los tribunales internacionales, ya les pasó por las torturas del 92 y fue condenado", ha dicho. Puigdemont, que se encuentra en Bruselas junto a cuatro de sus consellers cesados, ha defendido su presencia en Bélgica para lograr repercusión en el exterior e "ir con éxito a todos los tribunales internacionales que haga falta".

"Lo que sería inexplicable es que hubiéramos desaparecido" y huido a un paradero desconocido, ha afirmado, por lo que ha insistido en que su Govern cesado, que considera el legítimo de Catalunya, trabaje desde la capital europea.

Ha justificado el viaje de parte del Govern cesado a raíz de la causa abierta en la Audiencia Nacional por la querella de la Fiscalía General del Estado, un proceso que ve desproporcionado: "Estamos ante un Estado que ha enloquecido, que no tiene autocontrol ni límite".

Lista unitaria

Puigdemont reclamado asimismo la necesidad de una lista unitaria del soberanismo catalán para ganar las elecciones del 21-D y recuperar "el espíritu de la Assemblea de Catalunya" a fin de rechazar la aplicación del artículo 155 y "recuperar la democracia".

Según ha indicado, la mejor forma de expresar el rechazo de la población catalana a la aplicación del artículo 155 de la Constitución, con lo que supone, ha dicho, de "golpe de Estado contra la democracia", es formar "una lista de país amplísima".

En esta lista, ha precisado, deberían estar las fuerzas que formaban parte del Govern (PDeCAT y ERC) pero "también la CUP y otras fuerzas de la izquierda soberanista", porque "ante la agresión tan fuerte del Estado español tenemos que estar unidos".

Ha reivindicado, en este sentido, "la refundación del espíritu de la Assemblea de Catalunya", que fue la plataforma que, desde la clandestinidad, unía a todas las formaciones catalanas que luchaban contra la dictadura franquista.

Los cuatro exconsellers

Los cuatro exconsellers que optaron por quedarse en Bruselas junto a Puigdemont también han participado en la entrevista, que se grabó el lunes por la noche. Toni Comín (Salud) ha explicado que todos los consellers pudieron hablar antes de separarse y pactaron que cada uno debía decidir tanto política como personalmente: toda opción era arriesgada pero "todos pudieron tomar la decisión que quisieron".

Ha explicado que están en Bélgica con tres objetivos. Uno es "la batalla por el relato", ya que ve en España una democracia fallida; el segundo objetivo es el jurídico, porque lo que hace la justicia belga "puede tener rebote" en la española, según él; y el tercero es el objetivo electoral.

Por su parte, Meritxell Serret (Agricultura) ha explicado: "Todos teníamos muy claro que había riesgos en todos sitios" y ninguna certeza, pese a que confiaban más en la justicia belga que en la española, y ha añadido que todos sirven al objetivo de seguir defendiendo la legitimidad del Govern y de que no cometieron ningún delito.

Lluís Puig (Cultura) ha dicho que su compromiso es anterior al de ser conseller y ha recordado que el 21 de abril ya hubo un acto en que también altos cargos que no eran consellers -él era entonces director general- firmaron un documento comprometiéndose al referéndum y a aplicar el resultado.

Clara Ponsatí (Enseñanza) ha dicho que estos días le evocan el franquismo pero con la diferencia de que antes "una vez llegabas a Perpignan ya estabas seguro. Ahora, no".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento