Mosquito tigre.
Mosquito tigre. CREAF/FRANKIELEON

Cinco de cada 1.000 coches que circulan diariamente durante el verano por el área metropolitana de Barcelona transportan un mosquito tigre, según un estudio publicado en 'Scientific Reports' del equipo de investigadores Mosquito Alert, impulsado por la Obra Social La Caixa, junto con el Servicio de Control de Mosquitos del Baix Llobregat y la Universitat Pompeu Fabra (UPF).

El estudio, que cuantifica por primera vez el transporte pasivo en coche, constata que durante todo un verano en el área metropolitana de Barcelona circulan cada día entre 12.000 y 71.000 coches con un mosquito tigre en su interior, y los científicos han evaluado en qué medida el automóvil podría ser una ventaja para el mosquito tigre a la hora de colonizar nuevas áreas.

Durante todo un verano en el área metropolitana de Barcelona circulan cada día entre 12.000 y 71.000 coches con un mosquito tigre en su interior

"Ahora tenemos números que demuestran que viajar en coche es un mecanismo de dispersión por el territorio y eso nos servirá para mejorar el seguimiento y control de la especie", ha asegurado el entomólogo del Servicio de Control de Mosquitos del Baix Llobregat y de Mosquito Alert, Roger Eritja.

Propagador de enfermedades

El investigador del Creaf y director de Mosquito Alert, Frederic Bartomeus, ha sostenido que esta evidencia permitirá también mejorar la predicción del riesgo epidemiológico ya que el mosquito tigre es un vector de enfermedades: "Cuanto más entendamos la diversidad de mecanismos y el alcance real de su capacidad de dispersión, el riesgo para la salud pública será menor".

Eritja ha remarcado que todavía se desconoce "qué proporción de los mosquitos autoestopistas sobreviven durante el viaje y en el lugar donde llegan", y ha explicado que, en paralelo, se están realizando varios análisis de ADN para ver si mosquitos que se encuentran en diferentes regiones son parientes.

Durante el verano de 2015, se inspeccionaron 770 coches escogidos al azar en el área metropolitana de Barcelona, "con la ayuda de una aspirador especial para cazar mosquitos", ha explicado la investigadora Isis Sanpera, añadiendo que se prestó especial atención a las partes más estrechas y oscuras de los autos.

Una parte de las inspecciones de los coches se hizo en colaboración con los Mossos en diferentes puntos de la red viaria del Baix Llobregat, y el resto se hizo en varias estaciones de ITV de la zona de Barcelona, donde también preguntaron a los conductores el origen y destino de sus trayectos.

Los científicos han elaborado un modelo matemático tomando como base estos datos para predecir el movimiento de mosquitos tigre entre las diferentes provincias de España a través de los coches: "Barcelona es la principal provincia exportadora de mosquitos. Le siguen Tarragona, Valencia, Alicante y Murcia".

Por otro lado, el modelo sitúa a Madrid como la provincia con más riesgo de sufrir la llegada de estos mosquitos polizones, principalmente debido al gran número de conexiones viarias que hay con el resto de provincias, y los meses con mayor transporte son los que van entre julio y octubre.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.