Fotografía estereoscópica realizada por William Kentridge
Una de las fotografías estereoscópicas realizadas por William Kentridge que dan forma al libro Tummelplatz. REBECA RODRÍGUEZ, CORTESÍA IVORYPRESS

Aquellos que quieran complementar la visita la recién inaugurada exposición de William Kentridge en el Museo Reina Sofía o, por el contrario, ya la han visto y se han quedado con ganas de más después de ver su trabajo, tienen una segunda cita con el artista sudafricano en el espacio Ivorypress de Madrid.

Si Kentridge es sobre todo conocido por sus dibujos y las películas de animación que se inspiran en estos, en este proyecto se añade también su faceta como fotógrafo. La exposición que puede verse hasta el próximo 27 de enero gira alrededor del libro de artista Tummelplatz, editado por Elena Ochoa para Ivorypress y publicado en una edición de nueve ejemplares (más cuatro hors de commerce y tres pruebas de artista) que consta de dos volúmenes, cada uno de los cuales contiene diez fotograbados estereoscópicos realizados por el artista.

Se trata de un libro pop-up de realidad virtual que juega con las tres dimensiones y el formato plano del papel y el libro. Para crear una ilusión de profundidad en las imágenes, el artista ha utilizado procesos de fotografía estereoscópica del siglo XIX como la impresión por fotograbado, mediante la cual se reprodujeron las fotografías.

Para la creación de cada imagen, Kentridge siguió un singular proceso que se prolongó durante dos años. Primero hacia un dibujo tridimensional en su estudio con carbón de leña, fijando en sus paredes imágenes de horizontes lejanos, paisajes y elementos distantes de los mismos. Después dibujaba primeros planos, objetos y textos y los disponía sobre una mesa frente a la pared. Finalmente el artista tomaba un par de fotografías estereoscópicas de cada uno de los paisajes, y éstas posteriormente se convirtieron en fotograbados gracias a la ayuda de Randy Hemminghaus (Nueva Jersey) utilizando la técnica del gelatinobromuro sensible a la luz.

Elena Ochoa, que desde los inicios de Ivorypress hace ya veinte años ha realizado varios libros de artista de autores como Cai Guo-Qiang, Ai Weiwei, Olafur Eliasson, Francis Bacon o Anthony Caro-, dice de este volumen: "su título se relaciona con el espacio o el cuarto escondido donde se genera la asociación libre; el universo donde habitan los pensamientos y los actos inesperados, y el espacio creativo (y a veces incluso caótico) donde nuestra actividad cerebral (áreas secretas/ salas, dentro y fuera de uno mismo) pinta paisajes. Tummelplatz plasma el estudio de Kentridge en este momento preciso, y seguirá teniendo una vida en el libro".