En concreto, el comunicado lo firman Confederación Intersindical, Confederación Intersindical Galega (CIG), COS Països Catalans, CSI Asturies, CUT Aragon, CUT Galiza, ELA Euskal Herria, ESK Euskal Herria, FSOC Canarias, IAC Catalunya, Intersindical CSC, Intersindical Valenciana, LAB Euskal Herria, SAT Andalucia, STEI Balears y STEILAS.

En apoyo y solidaridad con el pueblo de Cataluña, estas centrales reconocen "la legitimidad democrática de las decisiones y acuerdos tomados por las instituciones catalanas, amparadas en el Parlament de Catalunya, espacio de representación política soberana de su pueblo, elegido democráticamente".

Manifiestan su "más enérgica repulsa ante la aplicación, por parte del Estado español, del artículo 155 de la Constitución Española, destituyendo a un gobierno legítimo y democráticamente elegido y anulando de facto el auto gobierno de Catalunya y, por lo tanto, sus instituciones". A su juicio, esta aplicación "viene a ser un auténtico golpe de estado a la democracia".

Denuncian además "la persecución judicial y la represión contra la ciudadanía de Catalunya", que en su opinión "se concretó con las detenciones de los presidentes de la ANC y OMNIUN Cultural, la detención del vicepresidente y ocho consellers y con la citación judicial del president Carles Puigdemont, del resto del gobierno y de la Mesa de Parlament de Catalunya además de la detención de personas que denunciaron en las redes sociales la actuación policial del pasado 1 de octubre".

El comunicado reprueba "una escalada que parece no tener límites y que puede llevar a un proceso de importantes consecuencias políticas, donde no solo se cuestiona el derecho de auto-determinación de los pueblos, sino también se vulneran derechos civiles fundamentales, como la libertad de expresión y manifestación".

"Y todo esto impulsado, paradójicamente, por el gobierno más corrupto de Europa con el apoyo cómplice, bien por acción, bien por omisión, de otras fuerzas políticas rehenes del régimen del 78 y de su anacrónica monarquía", lamentan.

Así, muestran su "apoyo al pueblo de Catalunya, que se enfrenta a un estado profundamente antidemocrático que se negó, durante más de 10 años, a dialogar y a buscar una salida pactada al conflicto". "No hubo ningún interés en hacerlo, por ese motivo se recurrió al Tribunal Constitucional el Estatut aprobado por el Parlament catalán, las Cortes Españolas y aprobado en referéndum por las catalanas y catalanes", subrayan las mencionadas organizaciones.

Entienden, asimismo, que "por ese motivo se negó la convocatoria de un referéndum pactado entre todas las partes para que la ciudadanía catalana se pueda expresar sobre su futuro".

Finalmente, estos sindicatos se comprometen a seguir apoyando "las decisiones que libre, democrática y pacíficamente vaya tomando el pueblo de Catalunya", porque creen que "no es posible un cambio social transformador sin superar el régimen del 78".

Consulta aquí más noticias de A Coruña.