En una rueda de prensa, acompañada por el viceportavoz del PP en el Ayuntamiento de Córdoba, Salvador Fuentes, Botella ha defendido que "se tenía que haber puesto en marcha en octubre", dado que "atiende cada día a cerca de 500 niños menores de 11 años", por lo que considera que "hay incapacidad de gestión", porque el servicio de ludotecas estaba adjudicado por un año con posibilidad de prórroga por otro y "tendría que haber estado funcionando con tranquilidad otros 14 meses".

Según ha explicado la edil, en la adjudicación del contrato hubo "un error importante que provocó que la empresa que se consideraba perjudicada recurrió ante el Tribunal Administrativo de Recursos Contractuales del Consistorio", que señaló que la adjudicación fue "irregular", porque "se había tomado en consideración en las ofertas un documento caducado", ha detallado.

A su juicio, "lo normal que tenía que haber pasado era que la adjudicación pasara a la empresa en segundo lugar" y con ello "haber transcurrido el servicio con normalidad hasta la extinción del plazo de ejecución", pero, según ha agregado, "la delegada de Participación Ciudadana cree que ya no es necesaria la prestación del servicio".

Mientras, Fuentes ha advertido de "la política de brazos caídos de la alcaldesa frente a la Junta, al ser incapaz de reivindicar nada que suponga un beneficio para Córdoba", para lo cual ha citado el convenio de cesión de vías de titularidad autonómica al Ayuntamiento "sin ningún tipo de mejora por parte de la Junta", entre otros ejemplos que ha señalado.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.