En la presentación, Sanz, acompañado del subdelegado del Gobierno en Cádiz, Agustín Muñoz, y técnicos de la Demarcación de Costas, ha señalado que el estudio, que ya cuenta con el visto bueno de la Subdirección General de Protección de la Costa y que deberá ser plasmado en un proyecto técnico, propone soluciones que comportarán una inversión estimada de 2,5 millones de euros, cantidad a la que cabe sumar los 750.000 euros destinados a las obras de urgencia que se terminaron el pasado mes de abril.

El delegado del Gobierno ha agradecido la "celeridad" con la que el Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente ha actuado, a través de la Dirección General de Costas, para "dar solución urgente a los desprendimientos en el acantilado", lo que a su juicio es exponente "del compromiso del Gobierno con Cádiz y con su litoral, como fuente de riqueza y generación de empleo".

EFECTO DE LAS LLUVIAS TORRENCIALES

Sanz ha explicado que hasta el momento se han invertido 750.000 euros en obras de emergencia en el acantilado de Fuente del Gallo, cantidad que asciende a 858.000 euros si se le suman otras obras de emergencia acometidas en la playa.

En este sentido, ha añadido que de esta forma se ha dado "solución urgente" a aquellos taludes afectados por las lluvias torrenciales registradas entre noviembre y diciembre del año pasado, que afectaron de manera directa a edificaciones y construcciones próximas.

Las obras se iniciaron en enero de 2017, con un presupuesto inicial de 450.000 euros, si bien posteriormente se produjo una ampliación del proyecto incrementando la inversión en 300.000 euros más, con lo que la inversión total en las obras de emergencias del acantilado de Fuente del Gallo suma los 750.000 euros, según ha detallado Sanz.

Esas actuaciones, terminadas en abril de 2017, han permitido la reparación de los daños ocasionados por las fuertes lluvias, estabilizando los taludes, al tiempo se ha actuado sobre los tramos de acantilado que sufrieron deslizamientos -concretamente en el tramo de la playa bajo el hotel Flamenco y el restaurante el Roqueo- y se reparaban los accesos a la playa.

OBJETO DEL ESTUDIO

Sanz ha dicho que ahora, "tras la rápida respuesta del Gobierno para dar solución urgente a los desprendimientos en el acantilado", se ha dado un nuevo pasado con la elaboración de este diagnóstico.

La propuesta, que servirá de base para la redacción de un proyecto de obras, recoge actuaciones en todo el tramo de costa, salvo en la parte en que ya se ha actuado con las obras de emergencia de este año, con varias tipologías de solución en función de las características de cada tramo.

Según se ha explicado durante la presentación del estudio, las soluciones consistirán en estabilización de taludes mediante tendido y cosido mediante bulones (tornillos grandes) y mallas. No obstante, habrá que esperar al proyecto a tener las soluciones bien definidas, como han explicado los técnicos.

Sanz ha afirmado que esta iniciativa obedece al interés del Gobierno y el Ministerio para "ofrecer respuestas y soluciones a los problemas que surgen en el litoral gaditano", en el que se han invertido un total de 30,9 millones de euros desde 2012, el 41,3% del total andaluz.

A este respecto, ha detallado que, en lo que llevamos de 2017, se han invertido en la costa de Cádiz 5,58 millones de euros, de los que 5,2 millones han sido para obras de emergencia, entre las que destacan las de reparación de las murallas de la capital y obras de reparación en el litoral de diversos municipios, entre ellos Conil.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.