David Regades es concejal en el Ayuntamiento de Vigo desde 2011 (antes fue jefe de gabinete del alcalde, Abel Caballero) y forma parte del círculo más próximo al regidor olívico y a la presidenta de la Diputación de Pontevedra, Carmela Silva. Se trata de un destacado un militante de la agrupación socialista viguesa que respaldó a Susana Díaz en las primarias del PSOE a nivel federal y a Juan Díaz Villoslada en las primarias gallegas que perdió frente a Gonzalo Caballero.

Regades ha explicado este viernes, en declaraciones a los medios, que ha decidido ponerse "a disposición" de su partido y de todos los militantes, aspirando a la secretaría provincial con el objetivo de llevar al PSdeG a ser "la primera fuerza en las próximas elecciones municipales" en su provincia. "Esto para mí es un acto de responsabilidad, voy a defender a los que menos tienen, fruto de las políticas más tóxicas del PP", ha proclamado, y ha pedido la "confianza" de sus compañeros.

Asimismo, el edil de la ciudad olívica ha hecho un "llamamiento a la unidad" de su formación política y ha prometido "ilusión y dedicación" para conseguir esa unidad porque, ha incidido, es firme defensor del "trabajo en equipo".

RESTO DE CANDIDATOS

También han formalizado su precandidatura el alcalde de Ponte Caldelas, Andrés Díaz; el portavoz en el Ayuntamiento de Pontevedra, Agustín Fernández; y el concejal socialista de Redondela, Eduardo Reguera. Todos ellos han apoyado a Pedro Sánchez y a Gonzalo Caballero en los procesos de primarias a nivel estatal y gallego.

Andrés Díaz ha señalado, en declaraciones a Europa Press, que su intención al aspirar a la secretaría provincial es la de lograr un "proyecto integrador" para que el PSOE en Pontevedra "coja músculo y fuerza, que lo va a necesitar". En ese proceso, ha insistido, "caben todos" y ha prometido "trabajar por el consenso" desde ahora mismo.

En esa línea, tanto Díaz como Reguera y Fernández (que no han querido hacer declaraciones) son conscientes de que están condenados a entenderse y, fuentes del partido consultadas por Europa Press dan por hecho que sus tres candidaturas confluirán en una única.

Esa confluencia vendrá determinada tanto por una cuestión de posicionamiento político interno -para que la nueva dirección provincial siga la línea de "renovación" impulsada por Pedro Sánchez y Gonzalo Caballero- como por la dificultad de que todos ellos puedan reunir el número mínimo de avales exigido: un 20 por ciento de los militantes de la provincia, que son 2.844, lo que supone las firmas de 568 afiliados.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.