Durante cuatro días los aficionados a la cultura del vino, alumnos y profesionales de periodismo gastronómico y cultural conocerán el papel de la enología en la sociedad, "especialmente en el mundo de la moda".

Además, analizarán los efectos protectores del consumo moderado de vino para la salud y se presentarán las tendencias de comunicación y marketing de la enología, así como su posible evolución y desarrollo a corto plazo.

Durante la inauguración el director del ICE, Santiago García-Jalón, ha incidido en el conjunto de virtudes que rodea el mundo del vino, pues el caldo de la uva "se cría como se cría a un hijo, y aunque tiene una dimensión industrial, es fundamentalmente un saber humano que se perfila y perfecciona año tras año".

Para el director, el ICE ha apostado por una segunda edición del curso de Enología "anteriormente con una perspectiva antropológica, visto desde la perfección humana del cultivo del vino, la degustación y su producción, que ha formado parte de la cultura".

El director ha destacado también "el potencial vitivinícola de España, por lo que el vino afecta también a la noción de nuestra propia tierra". El director ha concluido su intervención con un agradecimiento a la Escuela de Hostelería de Santa Marta así como a las bodegas colaboradoras su apuesta por la segunda edición del curso.

Por su parte, el alcalde de Santa Marta de Tormes, David Mingo, ha destacado el "creciente interés" por el vino. "Cada día somos más conscientes de la importancia del vino como un elemento capaz de crear oportunidades y empleo", ha añadido.

La organizadora del curso, Noa Carballa, ha explicado la presencia del vino como elemento de "reunión, de compañía, porque no hay mayor forma de inspiración que una copa de vino entre amigos".

Posteriormente, la diseñadora de moda Fely Campo, acompañada por el reponsable de la Escuela Municipal de Hostelería de Santa Marta de Tormes, José Luis García Julián, ha sido la encargada de realizar la conferencia inaugural titulada 'La moda y el vino, dos vías complementarias de emoción y sentido'.

En su intervención, Fely Campo ha desarrollado un paralelismo entre el vino y la moda. La diseñadora ha recordado la época en la que en Francia se consumía el vino casero y "llegó un momento, como en la ropa, que había que explotarlo y darle un continente: diseño, envoltorio perfecto, nombre sugerente".

Consulta aquí más noticias de Salamanca.