Asimismo, según solicita el fiscal, se le piden 3.000 euros para cada menor como responsabilidad civil y se le impide realizar actividades relacionadas con menores durante seis años, además de sendas órdenes de alejamiento.

Según recoge el escrito de acusaciones, al que ha tenido acceso Europa Press, el acusado dio clases de inglés en Puertollano entre los años 2011 y 2013 y fue en el último curso, 2012-2013, cuando ocurrieron los hechos.

En ambos casos, el hombre sentaba en sus rodillas a las menores con alguna excusa y procedía a tocarles los genitales por debajo de la ropa.