Se trata del paso previo y requisito para optar a un objetivo "mucho más ambicioso, que la ciudad costasoleña opte a certificar con la bandera azul cada una de sus cuatro playas". Los trabajos se anticipan seis meses antes de la llegada de la Semana Santa, el primer gran test turístico de calidad de las aguas de baño, nivel y estado de los servicios e instalaciones de playa, información y gestión ambiental de la costa.

El alcalde, José Ortiz, y la teniente de alcalde y concejala de Playas, Maribel Tocón, han mantenido una reunión con representantes de las federaciones andaluza y de la asociación provincial de empresarios de playas, Manuel Villafaina y Miguel Sierra, respectivamente, y el jefe de la Demarcación de Costas en Málaga, Ángel González.

El objetivo ha sido hacer balance de la pasada temporada y diseñar las mejoras a implementar en la gestión de playas para que Torremolinos se haga con esos galardones, según han informado desde el Consistorio en un comunicado. Una temporada veraniega que en el caso de Torremolinos ha dejado "víctimas cero" en el litoral.

"La Q de Calidad Turística es la marca que representa la calidad en el sector turístico español, aporta prestigio, diferenciación fiabilidad, rigurosidad y promoción por parte de la Secretaría de Estado de Turismo y las comunidades autónomas", ha defendido el alcalde, y su obtención para 2018 "es una de las metas que se ha marcado el equipo de gobierno".

Ortiz ha asegurado que "seguimos trabajando hacia la excelencia turística, donde además de ofrecer experiencias complementarias a nuestra oferta de sol y playa, no podemos olvidar que nuestro mayor baluarte y motor del turismo es la playa".

Así de cara a 2018 se realizará un exhaustivo examen de la situación del litoral en cuanto al estado de las aguas, infraestructuras, zonas de baños adaptadas, aseos, oasis, servicios de vigilancia y socorrismo, "y todos los elementos que consideramos que son más influyentes a la hora de lograr que el próximo año optemos a nuestra excelencia turística, a la Q de Calidad Turística y a las banderas azules", ha señalado, por su parte, Tocón.

A este respecto, la edil ha hecho énfasis en la "inversión potente" que se ha tenido que afrontar este año y la que deberá afrontarse "para contrarrestar la falta de mantenimiento que en muchos casos se constata en algunos equipamientos por la falta de celo del anterior equipo de gobierno", ha criticado. "Todo eso se va a renovar", ha anticipado.

POTENCIAR LOS SERVICIOS A BAÑISTAS

"Ya este año hemos puesto en marcha los servicios necesarios para mejorar y renovar los servicios e infraestructuras", ha expuesto en la mesa de trabajo. En este punto, ha hecho referencia también a la implantación de dos zonas de baño adaptadas, una infraestructura que se ha logrado gracias a la reciente aprobación de los presupuestos y uno de las acciones acordadas por el equipo de Gobierno y Costa del Sol Sí Puede para su aprobación.

Por otro lado, Tocón ha mencionado especialmente el Servicio de Salvamento y Socorrismo en las playas, que por primera vez se puso en marcha en dispositivo especial en Semana Santa. "La consecución de las banderas azules se logran no solo por infraestructuras sino también por el nivel servicios a los usuarios de las playas", ha recordado.

Esta temporada "su funcionamiento ha sido fabuloso", ha dicho, aunque ha reconocido que "en el balance de actividades se nos recomienda contratar más socorristas, implementar nuevas torres de vigilancia y ampliar la campaña hasta octubre".

Entre todas estas acciones analizadas en conjunto por la Administración local, los empresarios del sector y la Demarcación de Costas figura también como objetivo potenciar el uso del litoral como un valor de 12 meses al año, y la sugerencia a los empresarios de mantener abierto el menos un servicio de hamacas por cada playa también en los meses de otoño e invierno; la homogeneización de la imagen de estas instalaciones, de las pasarelas de paso y la señalización de estos servicios.

PROTOCOLO FRENTE A LOS TEMPORALES MARÍTIMOS DE LEVANTE

En la reunión se ha acordado también avanzar en los trabajos de elaboración de un Protocolo de Coordinación y Actuaciones frente a las contingencias de los temporales marítimos de levante, iniciativa aprobada por el pleno municipal y que se recoge en la nueva ordenanza municipal de playas -a iniciativa de Ciudadanos y que en estos momentos se encuentra en periodo de exposición pública-.

Esto permitiría "dar respuesta rápida, efectiva y coordinada" a los daños naturales y a la propia imagen de las playas asociadas a estos temporales, han indicado.

Otro de los temas tratados se centró en una "demanda histórica" de los profesionales del sector: la defensa del litoral con un sistema de escolleras, así como abordar mejoras en la red de saneamiento integral que actualmente discurre por el dominio terrestre con el fin de mejorar la calidad de las aguas.

Consulta aquí más noticias de Málaga.