Con este acuerdo, que derivará en la suscripción del convenio en los próximos días, se culmina el proyecto que surge del convenio de colaboración suscrito en el año 2003 en el marco del Plan de Restauración Hidrológico-Forestal de Cauces de Sevilla.

Según informa el Consistorio en un comunicado, se abre ahora una fase en la que el Ayuntamiento asumirá la gestión y conservación e impulsará "una serie de proyectos de mejora consensuados con los vecinos".

La zona del arroyo de Ranillas, que pasará a ser gestionado por la Delegación de Hábitat Urbano, Turismo y Cultura, tiene 8.100 metros cuadrados de pradera rústica en los que se han plantado 100 pinos y 200 jacarandas. Cuenta con dos kilómetros de carriles bici y cuatro kilómetros de cerramiento para limitar y ordenar los puntos de cruce.

La restauración se diseñó y ejecutó por parte de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir y su recepción ha estado vinculada durante los últimos años a la culminación efectiva de los trabajos y a un acuerdo en torno a las condiciones de recepción que se ha alcanzado ahora.

La Delegación de Hábitat Urbano, Turismo y Cultura asumirá progresivamente los trabajos de conservación y mantenimiento de este entorno que se ha incluido ya en el nuevo contrato de zonas verdes y arbolados, pendiente de la firma de los nuevos contratos y de su entrada en vigor.

Con el objetivo de mejorar la integración de este entorno y de dar respuesta a las demandas de vecinos, se están ultimando proyectos que complementen y adecuen a nuevos usos los trabajos realizados en este entorno por la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.