En total participaron siete agentes en las labores de vigilancia y control que volverán a repetirse este fin de semana (viernes y sábado) debido a las denuncias de algunos vecinos, que se quejan de la proliferación de los llamados 'botellones' en algunas zonas de la ciudad.

El portavoz del equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Cáceres y concejal de Seguridad Ciudadana, Rafael Mateos, ha recordado este viernes en rueda de prensa que la Ley de Convivencia y Ocio de la Junta de Extremadura prohíbe el consumo de alcohol y drogas en la vía pública y las multas pueden llegar hasta los 30.000 euros, según las circunstancias.

De los 67 expedientes de denuncias instruidos la citada noche, 58 fueron por consumo de alcohol en la calle. En concreto, se instruyeron 14 denuncias en la plaza de Andalucía, 11 en las cercanías del edificio Zigurat, 9 en los alrededores de la discoteca Versus, otras tantas en la calle Conde de Canilleros, y el resto en la avenida Rodríguez de Ledesma, el parque del Príncipe, el parque del Padre Pacífico o la zona de Macondo y Residencial Gredos.

En cuanto al consumo de estupefacientes se identificaron dos personas en el Olivar del Fraile y otras dos en el Olivar de la Judería y a otros tres menores que estaban usando un vapeador de tabaco en el parque del Príncipe. Asimismo, doce menores de entre 10 y 13 años, que participaban en una fiesta 'light' en el establecimiento Vora fueron identificados y entregados a sus padres.

En total fueron identificadas y sancionadas por diversas causas un total de 79 personas según ha indicado Mateos que ha explicado que esa noche, víspera de festivo, se reforzó el servicio nocturno de la policía para llevar a cabo este dispositivo especial contra el consumo de alcohol y drogas entre los jóvenes y en la vía pública, el cual se repetirá este fin de semana bajo el mando de la inspectora Isabel Mendoza, que es la jefa ocasional de la Policía Local cacereña en estos momentos.

Consulta aquí más noticias de Cáceres.