La presidenta del Consell de Menorca, Susana Mora, ha explicado que esta actuación responde a una petición ciudadana frente a las deficiencias que se habían causado en el asfaltado de las calles al realizar las obras de la fibra óptica. "La voluntad de la administración insular es mejorar la estética de las calles, así como también asegurar su seguridad", ha dicho.

Asimismo, ha añadido que el 40 por ciento del personal contratado para llevar a cabo estos trabajos responde al perfil de personas trabajadores pertenecientes a colectivos en situación de vulnerabilidad y algunos de ellos han sido derivados desde el mismo servicio de orientación del Departamento de Ocupación del Consell de Menorca.

Precisamente este jueves se iniciaron las obras en Mahón, ya que fue el primer municipio donde se ejecutó la construcción de la red, que contarán con una inversión de 445.000 euros. Estos primeros trabajos tendrán una duración aproximada de 12 semanas y se llevarán a cabo labores de pavimentación en 34 calles.