El presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo
El presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo EUROPA PRESS

Así lo ha señalado esta mañana en el 'Encuentro de Líderes', organizado por 'Cadena SER - Radio Club Tenerife' y Grupo de Comunicación El Día, donde ha ofrecido la conferencia titulada 'Hacia una Canarias más justa: Redistribución de la riqueza a través del empleo y de la política social'.

En su intervención, Fernando Clavijo recordó que llegó al Gobierno en medio de una crisis con "graves" problemas estructurales, agravados por un recorte de 2.700 millones de euros para financiar los servicios públicos esenciales, y una desigualdad social que se está acentuando a pesar de la salida de la crisis, de ahí que el reto sea lograr una mejor redistribución de la riqueza a través del empleo y de la política social.

Para alcanzar ese objetivo, apuntó Clavijo, se ha mejorado la financiación con el Estado, lo que ha permitido que la Comunidad Autónoma tenga en 2018 el mayor presupuesto de su historia, y se han implementado reformas estructurales que propicien la actividad económica para que suba el empleo, el valor añadido y los salarios, con herramientas como la Ley del Suelo, la Ley de las Islas Verdes o el Fdcan.

Indicó que estas reformas han permitido que el empleo haya crecido un 10,5%, a pesar del aumento de activos, que la tasa de paro haya bajado en casi 8,5 puntos y que la recaudación tributaria haya crecido un 17%, a lo que hay que sumar que Canarias ha sido la única Comunidad Autónoma en obtener la mejor calificación de su deuda.

Asimismo, subrayó que el Gobierno se está ocupando de los que peor lo están pasando, por ejemplo, a través del plan extraordinario de empleo, programas de formación o itinerarios integrados, así como a través de una rebaja fiscal que viene contemplada en las cuentas del próximo año y que va a permitir mejorar la redistribución de la riqueza, lo que va a repercutir en el consumo y en la economía.

Por último, hizo hincapié en que el presupuesto de 2018, fruto de la negociación con el Estado, se ha podido contemplar la mejora de las cuentas en origen, lo que ha posibilitado que haya 900 millones de euros más, de los que la mayor parte irán destinados a los servicios públicos esenciales, y también se ha incrementado la inversión.