El número de parados registrados en Castilla-La Mancha subió en 4.949 nuevos desempleados y para CSIF, tal y como ha informado en una nota de prensa, Castilla-La Mancha adolece de un Plan de Empleo "capaz de acabar con la estacionalidad, y es que tras las campañas de la vendimia y los buenos datos del ámbito de la hostelería en el tercer trimestre del año vuelve a subir el número de desempleados".

"Es más, la precariedad sigue muy asentada en el mercado laboral con un 93,5 por ciento de contratos temporales", apuntan. Asimismo, el paro femenino, 110.892 mujeres en situación de desempleo, y la diferencia entre territorios "evidencian la ausencia de una política conjunta y eficaz de generación de empleo".

Por todo ello y frente a estos "malos datos", CSIF vuelve a pedir la derogación de la reforma laboral por parte del Gobierno central y pone en entredicho el Plan Extraordinario de Empleo de Castilla-La Mancha 2015-2017, "hasta el momento totalmente ineficaz".

Consulta aquí más noticias de Toledo.