En concreto, se ha renovado medio kilómetro de la red convencional de baja tensión por un nuevo sistema de cable trenzado que disminuye el riesgo de incendio en zonas boscosas y hace la red más robusta.

Los trabajos han supuesto una inversión de cerca de 6.000 euros y forman parte del plan de mantenimiento y mejora tecnológica de las infraestructuras eléctricas en las comarcas de Tarragona.

Consulta aquí más noticias de Tarragona.