Según el informe del ministerio público, los hechos sucedieron en la mañana del 16 de octubre de 2015, cuando el acusado Sinaí J.G. inició una discusión con el acusado Enrique L.S. porque éste había instalado su puesto de venta en el mercadillo de Cangas ocupando dos metros más de extensión. La madre de Sinaí, Flora J.G., también le recriminó esa actuación y fue golpeada con la tarima del puesto en un costado.

A partir de ahí se inició una reyerta con golpes de barras de hierro, empujones y otros ataques, en la que se implicaron más de una decena de personas, entre ellas los 12 acusados, y otros familiares de uno u otro bando que acudieron a auxiliar a los heridos y que fueron, a su vez, golpeados.

Como consecuencia de la multitudinaria pelea, resultaron heridos de diversa consideración varios feriantes, tanto del clan zamorano como de la familia de los 'morones'. La Fiscalía atribuye a los acusados diferentes delitos de lesiones.

En el caso de los zamoranos, el ministerio público pide para Enrique L.S., Javier D.G., y José Luis J.E., tres años y medio de prisión para cada uno. Además, para estos y los otros cuatro acusados de este clan (Luis L.S., Felipe S.J., Faustino J.B., y Manuel Jesús J.B.), pide multas que suman 8.100 euros, y que indemnicen a los heridos del 'bando' contrario en más de 7.000 euros.

Por parte de los 'morones', la Fiscalía solicita condenas que suman 24,5 años de prisión. La mayor pena, de 14 años de cárcel, la pide para Sinaí J.G.; mientras que reclama 10,5 años de cárcel también para su hermana María Consuelo J.G..

Para estos y el resto de acusados (María Amelia C.M., Miguel Ángel V.B., y Rafael F.G.) reclama multas que suman 9.000 euros, y que indemnicen a los zamoranos en más de 20.700 euros.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.