Fernando Trapero, el guardia civil que permanecía en coma después de ser tiroteado por tres presuntos etarras al sur de Francia, falleció en la mañana de este miércoles en el hospital de Bayona en el que se hallaba ingresado.

El guardia civil fallecido, TraperoTrapero, al que el martes visitó el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se encontraba en coma y su estado era "extremadamente crítico".

Sus restos mortales llegarán a la base aérea de Getafe (Madrid), con toda probabilidad, este jueves a las 15.00 horas. Después se oficiará el funeral de Estado en el Colegio de Guardias Jóvenes Duque de Ahumada en la localidad de Valdemoro (Madrid). El viernes se celebrará el funeral en el Colegio de Guardias Jóvenes de Valdemoro a las 12.00 horas y, posteriormente, será trasladado a El Tiemblo, su pueblo natal, donde recibirá sepultura.

Homenajes póstumos

En todo el territorio nacional se han sucedido las concentraciones en su memoria; además, en algunas zonas se han decretado días de luto oficial, como la Comunidad de Madrid.

Del mismo modo, el Ayuntamiento de El Tiemblo, localidad natal del fallecido, ha aprobado por unanimidad concederle la Medalla de Oro del municipio, así como ponerle su nombre a una calle del pueblo y reservar otra para bautizarla como 'Calle de la Guardia Civil'.


Las palabras de Zapatero

El presidente del Ejecutivo, que se encuentra en Nápoles, ha expresado "sus condolencias" a la familia, amigos y compañeros del guardia civil, que ha muerto tres días después de que fuera enterrado su compañero, Raúl Centeno.

Mientras tanto, la Policía francesa ha detenido a dos presuntos etarras sospechosos de haber perpetrado el atentado que ha acabado con la vida de los dos guardias civiles.

Zapatero, durante su comparecencia de prensa, ha felicitado públicamente a las fuerzas de seguridad galas.