Maribel Verdú
La actriz Maribel Verdú posa durante la presentación de una de sus películas. EUROPA PRESS

La actriz Maribel Verdú ha asegurado este lunes, en referencia a la oleada de denuncias de acoso sexual en Hollywood y la aparición de algunos casos en España, que es "algo que se ha dado toda la vida, en el cine y fuera de él".

La ganadora de dos Goya a mejor actriz, por Blancanieves y Siete mesas de billar francés, ha hecho estas declaraciones durante una pausa del rodaje en Madrid de Ola de crímenes, una comedia negra de acción dirigida por Gracia Querejeta, su cuarto largometraje juntas.

Querejeta, por su parte, ha añadido que "lo más tremendo" sobre los abusos es "el terror" que se produce en torno a la denuncia. "A menudo es algo conocido en el entorno de la víctima, pero por miedo al despido o a otras represalias, te callas", ha señalado.

El rodaje de Ola de crímenes comenzó el pasado 9 de octubre en Vizcaya y esta semana se traslada a Madrid, donde le quedan cuatro semanas de filmación, con un reparto muy femenino que lideran, junto a Verdú, Paula Echevarría y Juana Acosta.

Es una comedia de intriga, no de chascarrillo, una comedia seria con personajes de verdad

Con guion de Luis Marías y la producción de Bowfinger y Telecinco Cinema, la película arranca con un asesinato, el que comete en un arrebato Asier (Asier Rikarte), el hijo adolescente de Leyre (Verdú), contra su padre.

Es la primera vez que Querejeta dirige un guion en el que no ha participado, pero aceptó hacerlo porque sentía que tenía mucho que ver con su manera de contar, a pesar de que el tono también es nuevo para ella, según ha explicado. "Es una comedia de intriga, no de chascarrillo, una comedia seria con personajes de verdad", ha señalado la directora, que ha contado entre sus referentes, aunque lejanos, algunas comedias de los hermanos Coen.

Paula Echevarría y Juana Acosta, que ya habían trabajado juntas en la serie Velvet, pasan de rivales a cómplices en esta película, en la que ambas hacen de "malas malísimas".

Echevarría da vida a Vanesa, segunda esposa de la víctima, de la que Leyre está divorciada, mientras que Acosta es su abogada, "una mujer desquiciada, adicta al trabajo y erotizada por el poder y el dinero".

En la parte masculina, el reparto cuenta con Raúl Arévalo, que interpreta a un taxista con aspiraciones a actor que se ve metido en un lío cuando la protagonista se sube en su taxi; con Antonio Resines y Raúl Peña, dos ertzainas que investigan el crimen; y con el joven Miguel Bernardeu, como el mejor amigo de Asier.

Luis Tosar cuenta con una colaboración especial de la que el equipo prefiere no desvelar nada, y también tiene un pequeño papel Nora Navas.

Sobre su personaje, Verdú ha explicado que se trata de una mujer "no muy inteligente pero buena que se ve superada por las circunstancias, y que al pretender hacer de madre gallina protectora de su hijo, se ve en una montaña rusa de sucesos inesperados".