La Comunidad Islámica asegura que «ya no hay ningún elemento que obstaculice el proyecto de la mezquita». Así lo dijo ayer Malik Ruiz, portavoz de la Comunidad, tras conocer la sentencia del Juzgado de Sevilla que ampara la cesión de la parcela situada en Los Bermejales.

La organización dice que lo único que necesitan ya es «la licencia de obra para comenzar las obras de la mezquita».

Urbanismo, por su parte, admite que la decisión política era no hacerla (por eso se archivó el expediente), pero asegura que ahora oirá a las partes.

Así lo dijo Emilio Carrillo, delegado de este área, refiriéndose al recurso ante el Tribunal Superior de Justicia que va a poner la asociación Bermejales 2000, así como a las posibles alegaciones de la Comunidad Islámica contra el archivo del expediente. Por ello «habrá que ver si se mantiene la suspensión cautelar», dice Carrillo.