La OMS recomienda una ratio entre 8 y 10 camas públicas para pacientes agudos por cada mil habitantes, pero en la comunidad de Madrid sólo hay 2,8, según datos de la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Madrid (Adspm). Esto supone casi tres veces menos de lo recomendado. Además, el índice de camas totales, sumando las públicas y las privadas, sería de 3,5 por mil habitantes. La Adspm propone conseguir un mínimo de 5 por mil instalando al menos 8.000 camas, «de las que 5.000 deberían ser de media y larga estancia». La asociación también sugirió aumentar el personal de centros sanitarios, incrementar el presupuesto en un punto del PIB y reducir la burocracia en los centros de salud como medidas para mejorar la sanidad pública. Además, señaló que los colapsos en urgencias «no son un problema de Madrid, ya que afecta a otras autonomías».