Dalí vestido de clown junto a una modelo, 1966
Dalí vestido de clown junto a una modelo. Portlligat (Girona), 1966. Joana Biarnés. JOANA BIARNÉS

Quienes mejor pueden definir el trabajo y la personalidad de Joana Biarnés (Terrasa, 1935) son aquellos que la conocieron en persona. Compañeros de profesión como el fotógrafo Gervasio Sánchez dicen de ella: "por intuición, por olfato, por pasión, se avanzó a su tiempo. En España no se puede comparar con nadie". Mientras que otro colega, Ramón Masats, añade: "era moderna, tenía mucha sensibilidad y un punto de ironía que la hacía triunfar".

Sin lugar a dudas una profesional de la fotografía de la cabeza a los pies, que no solo se esforzaba por conseguir las mejores imágenes sino por abrirse un hueco en una profesión acaparada por hombres. Luchó contra adversidades de origen absurdo (se la quiso expulsar varias veces de los campos de fútbol por llevar falda) y otras que le reportaron el reconocimiento profesional: logró subir en el avión en el que viajaban los Beatles a Barcelona, colarse en su suite y pasar varias horas con los componentes del grupo.

Biarnés, como dice Masats, era moderna y como adelantada a su tiempo, su trabajo reflejó el cambio de la España de su juventud: la que decía adiós a la imagen gris y triste del franquismo y daba la bienvenida tímidamente a la democracia, la libertad y los sueños. De esa etapa, precisamente, trata A contracorriente, la exposición comisariada por el fotógrafo Chema Conesa y producida por La Fábrica, que acaba de inaugurarse en el Palau Robert de Barcelona.

La muestra, abierta al público hasta el próximo 2 de abril, incluye una selección de 90 fotografías que corresponden al periodo en la que la autora trabajó en el diario de la tarde Pueblo (1963 a 1973) y que dan buena muestra de por qué se la considera la primera fotoperiodista de España. "Las imágenes de Joana ayudan a entender el pasado, ya sea personal o colectivo. Porqué en el fondo, su obra retrata una época", dice Joan Manuel Serrat de su trabajo.

Logró subir en el avión en el que viajaban los Beatles a Barcelona, colarse en su suite y pasar varias horas con ellos

Por delante de su objetivo pasaron artistas y personalidades patrias como Lola Flores, Marisol, Rocío Durcal, Dalí, Buñuel... e internacionales como Jack Lemmon, Clint Eastwood o Roman Polanski. Pero también realizó impactantes fotografías como las de las riadas de 1962 en el Vallés o la llegada de los hippies a Ibiza. "Creía en la necesidad de hacer periodismo de un modo absolutamente honesto", dice Conesa de ella.

Por la ausencia de honestidad en el medio, precisamente, Biarnés decidió dejar la profesión en 1985 coincidiendo con el auge de los paparazzi, para dedicarse de lleno a su otra vocación, la gastronomía. Su redescubrimiento llegaría en 2012 cuando el fotógrafo de Terrassa Cristóbal Castro recibe el encargo de preparar una exposición sobre el 50 aniversario de las riadas y contacta con Joana. Al descubrir los archivos y copias de época, queda impactado. El resto ya es historia. La historia de esta exposición.