El Defensor del Pueblo investiga las causas de los fuertes olores en Coria del Río

  • La Oficina del Defensor del Pueblo Andaluz, dirigida por Jesús Maeztu, ha iniciado una actuación de oficio dirigida a la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, así como al Ayuntamiento del Coria del Río, para conocer los motivos del fuerte olor que se produce en el municipio sevillano y, en especial, las medidas que vayan adoptar la Junta de Andalucía y el Consistorio para "solventar las molestias que están padeciendo los vecinos".
El Defensor del Pueblo Andaluz, Jesús Maeztu.
El Defensor del Pueblo Andaluz, Jesús Maeztu.
EUROPA PRESS

En el texto de la queja, consultado por Europa Press, la institución apunta que ha tenido conocimiento, a través de los medios de comunicación, de que los vecinos de la barriada Guadalquivir, en Coria del Río, llevan desde 2015 en un "sinvivir", ya que "cada año, después de verano, las calles del barrio se inundan de un pestilente olor proveniente del alcantarillado que recuerda al gasoil y al alquitrán y que se cuela en las viviendas a través de los desagües".

Al parecer, prosigue la Defensoría, "llevan semanas reclamando una solución urgente para terminar con este problema que afecta a esta barriada". De hecho, destaca que más de 200 vecinos han firmado una petición que se ha entregado en el Ayuntamiento de Coria del Río para exigir que se haga algo para terminar "con la insostenible situación".

"No se trata solo de que exista un permanente mal olor, que de por sí es una cuestión de índole ambiental que demanda una solución rápida, sino que, según se desprende de las noticias a las que ha tenido acceso esta Institución, un centenar de personas que viven en esta zona han tenido que acudir al médico por dolores de cabeza, mareos, vómitos y problemas al respirar", afirma la institución.

Además, el Defensor añade que el origen de estas patologías parece, según los partes médicos que están recibiendo los vecinos, que provienen de una "intoxicación por las vías respiratorias".

Del mismo modo, la Defensoría se hace eco de las manifestaciones de algunos vecinos, que afirman que "nos saben lo que están respirando" y dicen "estar seguros de que, sea lo que sea, es perjudicial". Además, apuntan que "una de sus principales preocupaciones son los niños, ya que en la zona viven muchas familias jóvenes y hay, incluso, una guardería donde también se cuela el pestilente olor".

Igualmente, el Defensor señala que por parte del Ayuntamiento de Coria del Río explican que "están tratando de solucionar el problema por todos los medios y que ya ha habido una limpieza de las tuberías de saneamiento por parte de Emasesa". Además, indica que "se ha realizado una toma de muestras cuyo análisis ha dado como resultado la presencia de compuestos orgánicos volátiles que no deberían estar presentes en vertidos domésticos y que se utilizan principalmente como aditivos presentes en combustibles".

En definitiva, la Defensoría afirma que dado que se trata de un problema reiterado y que incluso recientemente se descubrió una arqueta que había sido manipulada y que desprendía un olor muy intenso, los vecinos "han enviado una petición de que se investigue el origen del vertido ilegal que da lugar a esta situación".

A la vista de todo ello, la institución ha iniciado esta actuación de oficio para "conocer si, efectivamente, se trata de un problema que se viene repitiendo año tras año" y, si fuera así, saber "las medidas que se hayan adoptado en años anteriores y actualmente para determinar el origen del vertido, dentro de las competencias de cada administración".

La Defensoría quiere conocer también con esta actuación "las medidas que se vayan a adoptar -competencia de la Junta y el Ayuntamiento- para que, a la mayor brevedad posible, al menos se pueda sanear la red de alcantarillado evitando la emisión de estos olores".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento