Juan Roig, presidente de Mercadona (archivo)
Juan Roig, presidente de Mercadona, en una foro de archivo. MERCADONA

El presidente de Mercadona, Juan Roig, ha reconocido este miércoles que ha cambiado de opinión sobre el éxito del supermercado por internet y se ha mostrado confiado en el desarrollo del proyecto online en el que está inmerso la empresa.

"Dije públicamente que no creía en la telecompra, y hoy digo públicamente que sí creo en la telecompra", ha señalado Roig en referencia a las dudas que manifestó en el pasado sobre la rentabilidad de la apuesta del sector de la distribución por el comercio electrónico.

Este proyecto está liderado por su hija Juana y por el directivo de la cadena Francisco López y cuenta —dijo—con "total libertad" para desarrollarse de forma independiente al resto de la empresa, "aunque compartiendo modelo y productos". "Creo al 99% que va a ser un exitazo. No sabemos qué problemas surgirán (por la convivencia) con la tienda física, pero lo iremos viendo. Hoy creo totalmente en Mercadona online", ha defendido.

La iniciativa de apostar por el supermercado por internet ya fue detallada por Roig en marzo durante la presentación de resultados anuales, cuando reconoció que su página web actualmente no era adecuada. De hecho, ha calificado esta revolución online como un "tsunami" que se desplaza "a nivel de vértigo".

Nuevos proyectos

Otro de los grandes proyectos estratégicos de Mercadona es su aterrizaje en Portugal, donde se ha adoptado como nombre legal Irmadona y donde llegarán en 2019 con la apertura de cuatro tiendas en Oporto, donde también se está construyendo ya un almacén logístico en Póvoa de Varzim.

Roig se ha referido también al resto de cambios que va a incorporar la compañía, y que pasan por diseñar un surtido eficaz, un nuevo modelo de tienda, el modelo de frescos global (pan, fruta, verdura, carne y pescado) y la implantación del sistema informático SAP.