Playa canina del Grao
Playa canina del Grao AYTO

En cualquier caso, el concejal de Servicios Públicos, Rafa Simó, ha puntualizado que ésta "debe ser una solución temporal para minimizar las molestias que generan las actitudes poco cívicas e insolidarias de una minoría", por lo que ha apelado al civismo para reducir la suciedad en las calles por los excrementos de perros.

"Si todos los propietarios de mascotas cumplieran con su deber de recoger las deposiciones, estos recursos podrían destinarse a otras acciones para seguir mejorando la limpieza de la ciudad y aumentar nuestra calidad de vida", ha insistido el edil.

Con el objetivo de dar respuesta a la demanda vecinal de actuar contra la suciedad por presencia de excrementos de mascotas en la vía pública, el Ayuntamiento incorporó la recogida de deposiciones en la calle tras abordar la mejora del contrato de limpieza de la ciudad en septiembre de 2016, mediante una inversión adicional de 1,5 millones de euros anuales.

Tras cuatro meses con este nuevo servicio, Simó ha destacado que los datos "muestran la voluntad del Gobierno municipal por resolver una queja vecinal frecuente", si bien ha reiterado que "la solución definitiva pasa por la concienciación de los propietarios y una tenencia responsable de mascotas".

Bajo este prisma, la Concejalía de Salud Pública ha impulsado campañas como 'Cosa de 2', que hace hincapié en la tenencia de responsable y en la necesidad de recoger las deposiciones para mejorar la convivencia.

MULTAS DE HASTA 600 EUROS

También ha organizado paseos cívicos para realizar un buen uso de las zonas de esparcimiento canino y enseñar cómo guiar a las mascotas hasta estas zonas para hacer las deposiciones, junto a la instalación de carteles en zonas sensibles como entornos de colegios o parques, que recuerdan que la sanción por no recoger los excrementos puede ser de hasta 601 euros.

"Quienes piensen que por una vez no pasa nada, a quienes se les olvida la bolsa, a los que dedican más tiempo a esconderse que a agacharse a recogerla, ya tienen un dato para la reflexión: 9.000 excrementos recogidos en cuatro meses", ha reivindicado el concejal de Servicios Públicos, que ha echado mano del refranero popular para subrayar que "no es más limpio quien más limpia, sino el que menos ensucia".

Consulta aquí más noticias de Castellón.